ESPAÑOL

Welcome Wilkommen Bienvenu Bem-vindo Benvenuto

Bienvenido Velkommen Välkommen Σας καλωσορίζω

Приветствую вас Size Hoş Geldiniz קבל אותך / أهلا بكم

আপনাকে স্বাগত জানাই। Добре дошли Toivottaa teidät tervetulleeksi

 

आप का स्वागत करते हैं। Üdvözöljük Önöket を歓迎します

Bun venit Pozdravljaju vas 당신을 환영할 것이다.

A site for the sake

of our planet

1 El Principito Antoine de Saint Exupéry

 

2 Akiane Kramarek Poetiza y pintora

 

3 Niño Índigo / Cristal

 

4 Los niños de ahora

 

5 Niños de la nueva conciencia

 

6 El futuro de nuestro planeta y los niños de hoy

 

7 Los niños cristal

 

8 ¿Que son los niños y adultos indigo y cristal ?

 

9 Vengo del Sol - Flavio Cabobianco

 

10 El niño de tres años que recordó su vida pasada

 

11 Sites

 

12 Paul Codde : Niños de cristal (Youtube)

Matias De Stefano - Ater Tumti La herencia universal

 

13 Claves Ater Tumti - Matias De Stefano - Youtube

 

14 Matias de Stefano Ater Tumti - Barcelona

 

15 Matias de Stefano : La Carta entregada al Papa Francisco

*************************************

16 La vida entre vidas - Michael Newton

17 Destino de las almas - Michael Newton

 

La Vida

entre Vidas

-

Michael

Newton

 

 

1 El Principito / Antoine de Saint Exupéry

2 Akiane Kramarek

 

 

Akiane Kramarek

 

Poetiza y pintora una señorita que encontro una manera de enseñarle al mundo el significado de esperanza, Realismo e imaginacion una excelente convinación para realizar sus obras. Cuando escuché que ella ha pintado el cuadro de Jesús más impresionante, cuando lei acerca de esta niña prodigio, me pregunte:

¿Que estoy haciendo con mi vida?

Creo que es mas que un buen ejemplo a seguir.. Bellamente bendecida, su arte dice mucho más de lo que se puede ver e interpretar en una hojeada.

Akiane describe su proceso de pintado de esta manera: “Yo rezo y esperar una respuesta en imágenes, palabras o ideas.

Curiosamente, su preocupación por las personas y sus emociones se refleja en el hecho de que ella le gusta pintar rostros más

.Como un niño pequeño, Akiane siempre fue inusualmente sensible a los estados de ánimo de quienes la rodean.Me gusta mucho trabajar por mi cuenta sin ningún tipo de distracciones, aprendiendo de mis propios errores. “Todas las pinturas Akiane tienen un significado único detrás de ellos.

En otras palabras, Dios es mi maestro.Akiane dice: “Yo soy autodidacta.Aunque aprendió a dibujar y pintar a través de auto-estudio y la observación, los estados Akiane sin embargo, que es principalmente enseñados por Dios.

Akiane compuesto por una serie de pinturas de Jesús después de encontrar el modelo perfecto.élEl carpintero (que desea permanecer en el anonimato) era reticente al principio, porque, como un humilde cristiano pensaba que “no era digno de representar a su Maestro.” Pero él llamó de vuelta una semana después para decir que había cambiado de opinión.Quiero que sea mi modelo “, recordó. .

Como los intentos de adolescente para describir lo que ve, tiene dificultades para encontrar las palabras adecuadas.Akiane con frecuencia tiene visiones de Dios, Jesús, los ángeles y el Cielo.

Y si estoy bendecido, hay una razón y una razón solamente, y que es ayudar a otros. “.

Estamos agradecidos a Dios “Cuando se le preguntó por qué ella piensa que ella recibió su regalo especial, Akiane responde:” He sido bendecido por Dios.No tenemos ni idea.En cuanto a ministerio despliegue de su hija, la madre de Akiane dice: “No tenemos una respuesta de por qué esto está ocurriendo.

A través de la influencia Akiane, su familia también sufrió una transformación espiritual que los llevó a todos al cristianismo.Ella también tiene dos hermanos menores – Ilia es de seis y Aurelio es su nuevo hermanito.Akiane padres y dos hermanos mayores, Delfini y Jeanlu, están involucrados en la empresa de promoción y venta de su trabajo.

 

 

Sitios web

http://www.akiane.com (Este es el sitio oficial web sólo dedicado a Akiane.)

- See more at: http://www.retornandoalinicio.com.ar/akiane-kramarik-nina-prodigio-biografia#sthash.Cnpgz96m.dpuf

 

 

 

 

 

3 Niño Índigo / Cristal

 

Cuando interactúan y cuidan a su niño Índigo/Cristal necesitan recordar que su niño es muy diferente a ustedes. Lo que funcionó para ustedes cuando niños no funcionará para ellos.

Las principales áreas en donde necesitarán ajustarse son las siguientes:

• 1. El niño Índigo/Cristal es un ser orientado por el lóbulo Derecho del Cerebro.

• 2. El Índigo/Cristal es Súper Sensible al estrés ambiental.

• 3. El niño Índigo/Cristal es sensible a la comida y con frecuencia desarrollará Alergias a Alimentos.

¿Qué quiere decir esto para ustedes?

 

ORIENTACIÓN POR EL LÓBULO DERECHO DEL CEREBRO.

Los niños Índigo/Cristal operan primariamente desde el lóbulo Derecho del cerebro. Esto quiere decir que son muy creativos, intuitivos, imaginativos y emocionalmente inteligentes. Sin embargo, nuestra cultura es primeramente orientada por el lóbulo izquierdo cerebral, lo cual significa que es linear, racional y lógica.

Las dificultades surgen cuando el niño entra al sistema escolar y necesita adaptarse a su forma de funcionamiento. Una persona orientada por el lóbulo derecho aprende muy rápidamente y con frecuencia hace saltos intuitivos que demuestran asombrante inteligencia. Pero el sistema escolar está ajustado para el funcionamiento del lóbulo izquierdo el cual es repetitivo, rutinario, organizado y linear/acumulativo. Este método “más lento” significa que el niño se aburre muy rápidamente- y pierde interés. Entonces generalmente se buscan otras formas de estimular su interés. Esto guía a muchos Niños Índigo a ser etiquetados con DDA, y DDAH, y con frecuencia se les da Ritalin, cuando de hecho no hay nada malo con ellos además de aburrimiento.

También, debido a su inteligencia intuitiva, ellos con frecuencia pueden “improvisar” su camino a través de varios años del sistema escolar antes de que se determine que no pueden leer o escribir “correctamente”. Esto guía al niño a ser etiquetado como “disléxico”, otro estigma.

Esto es dañino porque su Niño Índigo tiene un fuerte sentido de ser “perfecto”, y está aquí en una “misión”. Si se le dice que es disfuncional o que “hay algo malo conmigo”, se traumatizará y buscará sanar u ocultar esta herida. Esto puede guiar, en los años de adolescente, al abuso de drogas y a desórdenes alimenticios como formas de sanar o esconder el trauma.

Es vitalmente importante que el Niño Índigo o Cristal sea reconocido como diferente pero no disfuncional. Si la diferencia es honrada y manejada, el niño crecerá de forma balanceada, pero si no, lo guiará a la disfunción y a los problemas.

 

SENSIBILIDAD AL ESTRÉS AMBIENTAL.

Su niño también es mucho más sensible de lo que ustedes fueron o son. Su oído, visión, y sentidos son mucho más agudos que los suyos. Esto es parte del cambio evolutivo, como humanos se vuelvan más abiertos y sensibles.

Lo que esto quiere decir es que su niño será estresado y desestresado por fuertes sonidos, multitudes de gente, música a alto volumen y equipos de televisión. Su respuesta será o ser retraído y deprimido, o permitir el estímulo y volverse hiperactivo y destructivo.

El niño Índigo/Cristal por lo tanto necesita un ambiente hogareño tranquilo y callado con un mínimo de aparatos y juguetes electrónicos, y ciertamente sin televisiones como niñeras. Hay una correlación casi directa entre la cantidad y el tipo de TV que se absorbe y el comportamiento del niño.

El estrés ambiental también incluye la relación de los padres. Si hay una agresión abierta o escondida en el hogar el niño la tomará y desarrollará ya sea disfunción o ya sea mecanismos de defensa. No pueden esconder nada de un niño Índigo/Cristal, “lee” su campo de energía y entiende exactamente lo que piensan y sienten aún si no es mencionado.

 

ALERGIAS A LOS ALIMENTOS.

El cuerpo físico del niño Índigo/Cristal también es muy sensible. Con frecuencia ellos no pueden tolerar alimentos procesados y comidas aditivas. También responden de mala manera al azúcar y a la cafeína.

Esto quiere decir que los dulces, bebidas con colorantes artificiales, galletas, pasteles, hamburguesas y chocolates crearán un comportamiento disfuncional e hiperactivo en el niño. Alimentar a un Niño Índigo o Cristal con chocolate y coca-cola literalmente es el equivalente a darle al niño una droga. Su sistema responderá volviéndose demasiado activo – produciendo comportamiento hiperactivo seguido por un “choque” o berrinche cuando los efectos desaparecen y el niño “regresa” y sufre de retiro de los síntomas de la azúcar y la cafeína.

Esto también puede significar que una dieta “normal” no será tolerada por muchos Índigo. El pollo y la carne están llenas de hormonas, antibióticos y químicos, y la mayoría de los alimentos refinados o procesados que hay en los supermercados también contienen químicos que pueden ser no tolerados. Además, el niño puede ser intolerante a los cereales, produciendo síntomas como eczema, problemas digestivos y desórdenes de sinusitis y de oído/nariz y de garganta.

Indicaciones para Tratar estos Problemas.

 

EDUCACIÓN.

Su niño Índigo/Cristal responderá bien a un sistema educativo que balancee los lóbulos cerebrales derecho e izquierdo y que incluya creatividad en la forma de música, arte, danza y drama.

El mejor sistema para un niño Índigo/Cristal probablemente es el sistema Waldorf el cual inicialmente maximiza el elemento del lóbulo cerebral derecho mientras desarrolla el izquierdo como apoyo. También se enfoca en “aterrizar” al niño en el cuerpo, ya que muchos niños Índigo tratan su trauma volviéndose “distantes” o escapando de sus cuerpos.

Si le hacen una prueba a su hijo para el DDA o DDAH, estén alerta en darle al niño Ritalin, el cual es una droga (con efectos secundarios y retiro de síntomas), que está diseñada para ayudar a los padres y a los maestros a enfrentar en lugar de ayudar al niño. Hay alternativas homeopáticas y dietéticas que son menos dañinas y más efectivas.

 

ESTRÉS AMBIENTAL.

En los primeros años, minimicen el ruido y el estrés. Esto quiere decir minimizar la televisión, los juegos electrónicos y actividades “violentas”.

Impulsen el juego, la imaginación, la lectura y los libros, colorear, y cuentos.

Creen un ambiente de calma y tranquilidad, tanto como sea posible.

 

ALIMENTO

Esto es lo más difícil de monitorear, ya que la compra cómoda y la presión de la sociedad significa que el niño estará expuesto al “glamour” de la comida chatarra.

Traten de enfocarse en alternativas naturales, orgánicas y saludables.

Si el niño sufre de cambios de humor o alergias quizá necesiten identificar el problema de comida y crear un plan nutricional más balanceado.

Traducción: Xitlalli Contreras

www.starchild.co.za

Las canalizaciones de Celia Fenn y Kate Spreckley en español las pueden descargar en archivo Word de http://manantialcaduceo.com.ar/libros.htm

 

 

 

 

 

 

4 Los niños de ahora

 

Los niños de ahora es una obra innovadora que muestra los sorprendentes dones de las nuevas generaciones: telepatía, empatía, energía sutil y capacidades psíquicas asombrosas. Muchos de estos niños recuerdan dónde estaban antes de llegar a la Tierra y, con frecuencia, pueden describir vidas pasadas. Numerosos médicos los tildan erróneamente de autistas, hiperactivos o sugieren otras dificultades conductuales. En más de la mitad de los casos, esos profesionales se están equivocando. Los niños de ahora son altamente evolucionados y tienen dones especiales que hay que saber reconocer y apreciar. Un porcentaje sorprendente de estos niños posee una sabiduría que va mucho más allá que la de la mayoría de los adultos. Los niños de ahora no sólo presenta testimonios reales, sino también ofrece soluciones prácticas y fáciles para ayudar a la sociedad a apoyar y cuidar a estos niños especiales y a sus familias, en lugar de ponerles etiquetas y segregarlos. Fascinante para cualquiera con mente abierta y vitalmente ilustrativa para los padres de esos niños increíbles, Meg Blackburn Losey ofrece útiles consejos que se basan en su trabajo de asesoramiento con niños reales en familias reales.

Los niños de ahora es una lectura obligatoria para cada padre, madre, maestro, educador y defensor de los niños. En este libro descubrirán:

• por qué el ADN de nuestros hijos se diferencia del de las generaciones anteriores; • los rasgos y las necesidades de los Niños de cristal;

• por qué estos niños dan muestras de telepatía, telequinesia, capacidades sanadoras, etc.

• cómo ayudar a los niños de ahora en el hogar, en la escuela y en la sociedad. "En las generaciones anteriores se enseñaba que a los niños había que verlos y no escucharlos. Hoy más que nunca, es a los niños a quienes debemos escuchar"

Meg Blackburn Losey

 

El término niños índigo es utilizado en el contexto de la llamada «Corriente de la Nueva Era» o New Age para referirse a niños que representarían un estado superior de la evolución humana. Quienes defienden esta hipótesis señalan dicha evolución como un avance espiritual, ético y mental, sin atender a la definición que diera el científico Charles Darwin (variación y selección por supervivencia diferencial).

Según sea la corriente a que adhieran los creyentes en la Nueva Era, así serán los atributos y la naturaleza que se describe de los «niños índigo». Hay quienes sostienen que estos niños poseerían habilidades paranormales, tales como la telepatía o la capacidad de leer la mente, mientras que los más moderados afirman que lo que diferencia a un niño índigo de uno que no lo es son rasgos más convencionales, como una mayor capacidad de empatía o una creatividad incrementada. El adjetivo índigo, referido al color, surge de la creencia de que estos niños tendrían un aura de ese tono de azul.

En el último tercio del siglo XX se crearon escuelas para la formación de estos niños de aura azulada que, según las teorías teofísicas, debían liderar el cambio a la era espiritual de Acuario.

Fuera de la Nueva Era este fenómeno es considerado un mito pseudocientífico, porque carece de evidencia científica aceptable. La creencia en la existencia de niños índigo se asocia habitualmente a reacciones paternales que surgen frente a la pedagogía y psiquiatría modernas. Una de las causas observadas más frecuentemente es el pánico moral que surge en los padres al tener que enfrentar una terapia psiquiátrica medicada para sus niños. También el detonante podría derivarse del rechazo a diagnósticos de psicopatologías polémicas o de nuevo cuño, cuando éstas son adjudicadas a los hijos, especialmente ante casos de hiperactividad, autismo y síndrome de déficit atencional.

 

El término compuesto «niños índigo», se origina en el libro del año 1982 Understanding Your Life Through Color («Comprendiendo tu vida a través del color») de Nancy Ann Tappe, una autoproclamada psíquica y sinestésica que afirma poseer la habilidad de percibir el aura de las personas. Según sus escritos, comenzó a notar que muchos niños estaban naciendo con auras de color índigo hacia fines de la década de 1970. A principios del siglo XX, Tappe afirma que el 20% de los niños menores de diez años y el 17% de los que tienen entre 13 y 17 son «índigo». Sin embargo, ningún estudio científico apoya sus afirmaciones.

La idea de los niños índigo fue más tarde popularizada por el libro de 1998 The Indigo Children: The New Kids Have Arrived («Los niños índigo: los nuevos chicos han llegado»), escrito por el matrimonio formado por el médium Lee Carroll y su esposa Jan Tober. Carroll afirma que el concepto lo obtuvo conversando telepáticamente con una entidad extraterrestre a la que denomina Kryon.

Según los creyentes del movimiento de la Nueva Era, los niños índigo poseerían características 2 tales como una mayor intuición, espontaneidad, rechazo a una moralidad estricta y una gran imaginación, añadiéndose frecuentemente también a tales capacidades ciertos dones paranormales, o poderes sobrenaturales como la telequinesis, la clarividencia, la piroquinesis o la capacidad de sanación. El psiquiatra pediátrico Russell A. Barkleysostiene que los diecisiete rasgos más comúnmente atribuidos a los niños índigo son tan vagos que «podrían describir a la mayoría de la gente la mayor parte del tiempo», y refiere además que podríamos estar ante un fenómeno psicológico conocido como «Efecto Forer». Se ha indicado también que etiquetar a un niño revoltoso como «índigo» retrasa el diagnóstico y el tratamiento que podrían ayudarle.

Los creyentes en la existencia de estos niños afirman que poseen un fuerte sentimiento para generar una «diferencia significativa» en el mundo, y se encontrarían naturalmente inclinados a temas relacionados con la espiritualidad, el ocultismo y el esoterismo. Aun así existen místicos que dicen haber trabajado con niños de aura azul (índigos), asegurando que sus características son reales y existen variaciones de estas entre un niño y otro.3

 

La psiquiatría y la psicología han desestimado la misma existencia de estos niños, dado que no existe evidencia alguna de su existencia. Expertos psiquiatras afirman que los simpatizantes con la Nueva Era, «deberían producir evidencia empírica» acerca de este supuesto tipo de niños.4 Algunos pedagogos y psiquiatras[cita requerida] han señalado que la creciente ineptitud de los sistemas educativos para tratar la agresividad de algunos niños y niñas podría haber forzado a algunos padres de niños diagnosticados como «hiperactivos» a acudir a los proponentes de estas teorías pseudocientíficas.

 

 

 

 

 

5 NIÑOS DE LA NUEVA CONCIENCIA

 

La niñez es en sí la expresión visible de un mundo nuevo,sin distancias generacionales,un mundo pletórico de Luz,cuyas almas traen el código de la Nueva Humanidad.

Los niños, antiguos habitantes del planeta Tierra,son en la actualidad,seres resueltos,convencidos de que la realidad presenta una dimensión superior a la que el hombre adulto común percibe.Ellos saben que este mundo puede ser cambiado, también saben cómo actuar sin basarse en los códigos que les imparten sus progenitores. Son más libres , más aptos para los cambios repentinos , menos acosados por los miedos inconcientes ,más avezados en las ciencias y mas dispuestos para los nuevos patrones de conducta.

Hay un puente invisible entre la vieja humanidad y la nueva,y ese puente lo establecen los niños,conductores de la nueva energía,cuyo mundo despierta. .Ellos traen cualidades desarrolladas en otros planos de conciencia superior,que trasladan de civilizaciones más avanzadas...................................................

 

¿Cómo proceder frente a estos seres que traen en sí el código de una Nueva Humanidad?Simplemente,contemplarlos,dejar fluir en ellos lo qu e su verdadera esencia quiere manifestar.Nada hay que pueda hacer la familia o el entorno para modificar la tarea de estas almas.Sólo resta permanecer atentos,dispuestos a aceptar sus inclinaciones innatas,sin interferencias,sin temores,sin trabas.

 

Los Índigo fueron correctamente llamados “Rompedores de Sistemas” y como tales fueron programados para crear violencia donde estuviera justificado y para probar los límites allí donde los hubiera. Para ello necesitaban ser robustos y caóticos. Los Cristal en cambio son “Los Pacificadores” y están diseñados para liderar a través del ejemplo. Para ello, sus atributos serán de una naturaleza pacífica y gentil. Ellos no mecerán el barco ni probarán límites al grado en que lo hacen los Índigo, pero se defenderán a sí mismos y a los asun-tos por los que se apasionen. Esa palabra “pasión” es de lo que se tratan ellos. Una pasión por la vida y el amor, una pasión por la justicia y el juego limpio, y una pasión por la verdad. Estas son las características de los Cristal.

 

El inconveniente con los Cristal, sin embargo, es que ellos no son en absoluto robustos en tenacidad tanto física como mental. Son inteligentes, no hay dudas acerca de eso, pero no pueden lidiar con ataques psicológicos, y definitivamente la violencia física los amedrenta, aunque pueden ser poderosos enemigos si se los lleva a ese punto.

 

La etiqueta de “Cristal” en realidad se refiere al hecho de que son seres Crísticos, así como Jesús era un ser Crístico. Ellos tienen el potencial para hacer, como derecho de nacimiento, todas esas cosas que Jesús (Yeshua) era capaz de hacer, y más. Ese es su potencial y su impedimento. Afortunadamente, el impedimento solamente se manifestará como tal si las circunstancias de su vida lo dictan, o si ellos eligen que así sea. Ellos han evolucionado para utilizar ese potencial y para eventualmente llevar a la humanidad de regreso a la Unidad. Estos chicos nacen en una existencia donde el Velo de la Dualidad es extremadamente fino. Son capaces de comunicarse directamente con el Espíritu y ver seres de quinta dimensión a través de su tercer ojo como un sentido natural. Tienen tremendas habilidades psíquicas, tales como la comunicación telepática entre ellos y con el Espíritu. Su intuición es muy elevada y han desarrollado poderes naturales de sanación para ellos y otros. Ellos saben intuitivamente todo esto, y es aquí donde algunas surgen dificultades.

 

Los Cristal han elegido a sus padres sabiamente, y sólo nacerán en familias capaces de lidiar con ellos y nutrirlos. Por esta razón, no todos los niños que nazcan serán Cristal, al menos no por un buen tiempo, hasta que los cambios generacionales sean suficientes como para garantizar que todos los padres sean aptos para ser padres de niños Cristal. Como ustedes podrán imaginar, esto llevará un cierto tiempo. No quiero crear una separación aquí o una división de clase, porque esto no es garantizado. Es imperativo que se produzca un cambio gradual y que los niños de todos los niveles evolutivos se reúnan y se mezclen, simplemente porque los Cristal necesitan experimentar la sociedad tal cual es, antes de que se pueda manifestar un cambio. Si el mundo actual se inundara de niños Cristal en este momento, sería contraproducente, porque los Cristal todavía no son lo suficientemente robustos como para lidiar con la sociedad tal como es ahora. Sencillamente, no hay suficiente paz para estos pacificadores todavía.

 

 

Aunque los Cristal tienen intensas habilidades psíquicas desde su nacimiento, aún es probable que sus habilidades se pierdan si no son reconocidas y utilizadas. Así como los niños normales que nacen con algunas habilidades psíquicas son normalmente suprimidos por la instrucción adulta, también pueden serlo las elevadas habilidades de los Cristal pero, desafortunadamente, en los Cristal se produce un daño psicológico si sus habilidades son reprimidas. Ellos, más que nadie, necesitan utilizar y nutrir estas habilidades y, de hecho, acrecentarlas a través de la ejercitación y la ex-pansión de su conciencia de cuánto pueden crecer estas habilidades. Así como los Índigos aman poner a prueba los límites físicos, los Cristal necesitan comprobar los límites psíquicos.

 

Yeshua, en su última lección, habló de conversar regularmente con Dios, como si estuviera al alcance de la voz. Ustedes encontrarán que los Cristal lo harán telepáticamente desde el nacimiento, incluso antes de aprender a hablar, y después de que aprendan a hacerlo, pronto los encontrarán hablando con sus amigos de la quinta dimensión. Si ustedes no son conscientes de que esto sucederá, es probable que traten de suprimir este comportamiento, y esa no es la actitud más sabia. Tal vez sea alarmante para ustedes, pero no hay necesidad de temer que se estén metiendo con la gente equivocada. Estos niños conocen intuitivamente su camino en el reino de los Espíritus, y su Yo Superior está completamente conectado y protegiéndolos en todo momento. Esto no quiere decir que ellos no probarán los límites de seguridad incluso aquí, pero ellos saben cómo evitar el peligro y no sufrirán daños accidentalmente.

 

Esto plantea el primer punto acerca de la crianza de estos niños. Ustedes deben darse cuenta de que ellos tienen estas grandes habilidades, y nunca deben tratar de suprimirlas. De hecho, yo les aconsejaría que las reconocieran y los asistieran en sus exploraciones, no públicamente, sino sim-plemente mostrando genuino interés. Probablemente, esto les resultará realmente divertido, si no educativo para ustedes también. Así, deben darse cuenta de que estos niños sabrán intuitivamente lo que ustedes están pensando. No sirve de nada decir una cosa y pensar otra, porque no llegarán a nada con ello, y si tratan de engañar a un Cristal, perderán su confianza.El quebrantar su confianza o el engaño constante y deliberado resultarán en angustia mental para estos chicos y ustedes percibirán su dolor. Se notará en sus ojos y, créanme, no podrán resistirse a consolarlos con el amor y el afecto que ellos constantemente demandan. Esto tal vez no repare el asunto de la confianza, pero será un comienzo. La única forma de reparar la confianza quebrada con estos niños es mostrar un genuino arrepentimiento y una genuina intención de enmendarlo. Tampoco sirve de nada hablar a sus espaldas, porque estos chicos tienen la habilidad de sintonizar conversaciones distantes si eligen hacerlo.

 

Puede sonar atemorizante pero realmente no lo es y además les mostrará exactamente lo que les depara el futuro a ustedes también, en lo que se refiere a habilidades potenciales. Estos ni-ños son los pioneros en esto y necesitan que ustedes les allanen el camino.

Otro punto aquí. Por favor no traten de convertirlos en una atracción para el divertimento, mostrándolos como especiales, porque ellos no creen ser especiales. Ellos sabrán que son diferentes, pero no apreciarán que se haga un alboroto acerca de ellos. Sean conscientes de que ellos utilizarán sus habilidades psíquicas para manifestar sus deseos, incluso desde la cuna. Ellos saben que el Uni-verso les proveerá de todo lo que necesiten, y si ustedes tratan de negarles algo, ellos lo tomarán como un desafío y probablemente les demuestren lo contrario. Esto no quiere decir que deben darles todo lo que pidan. Ustedes deben marcar sus límites también, pero no se sorprendan si lo que ellos piden aparece de alguna otra manera. Ustedes encontrarán que esto también es una fuente de entre-tenimiento, si no de educación.

Otro punto acerca de los Cristal es que nacen condicionados con reflejos para evitar la confron-tación. Odian la confrontación, y se desenvolverán mal cuando se encuentren con una confronta-ción. Cuando digo que se desenvolverán mal quiero decir que literalmente se quebrarán emocio-nalmente y se retirarán cuando los confronten. A veces esto no es tan malo. Ocasionalmente, ellos requieren disciplina, y la disciplina es usualmente una especie de confrontación. Cuando ustedes se encuentren en esta posición y aparentemente causen un despliegue emocional, simplemente recuer-den que estos berrinches o sollozos están diseñados para debilitar su posición y para que cedan a sus demandas. Ustedes necesitan estar atentos a estos pequeños trucos, porque el compromiso y el equi-librio son más importantes que sentimientos fingidamente heridos. Por otra parte, sin embargo, us-tedes necesitan juzgar cuándo una confrontación es justificada en el campo de la disciplina y espe-rar el despliegue emocional. Ellos no serán heridos por una disciplina genuina, sino más bien lo contrario. Si ustedes ceden a demandas injustificadas, ellos sentirán eso como debilidad, y su estima hacia ustedes decaerá. Ustedes necesitan plantear un equilibrio y mantenerlo. Esto es así para toda la gente, pero especialmente para sus niños Cristal.

En el rol de padres y abuelos generalmente es una delicia estar cerca de ellos. Ellos irradian paz y tranquilidad, al mismo tiempo que armonizan la energía que los rodea.

 

Estos niños traerán paz sencillamente con su presencia y mitigarán discusiones simplemente no discutiendo. Es asombroso verlos en acción, cuando saben lo que están buscando ver. Muchas discusiones potenciales serán desbaratadas por estos chicos simplemente al entrar ellos en escena, pero si y cuando una discusión brota en su presencia, simplemente vean cómo confrontan la discusión. Explorarán las posibilidades para el más elevado desenlace y las soluciones donde todos ganen serán el lugar común. Si ellos ven situaciones que no están de acuerdo con el bien más elevado, pondrán en marcha procesos que cambien esa situación, pero no serán tan confrontadores como sus predecesores, los Índigo. El rol de los Índigo es el de “rompedores de sistemas”, lo que implica confrontación y caos. Los Cristal harán cosas similares sin la confrontación, pero si no ven otra opción, entonces no se amedrentarán acerca de su responsabilidad; sin embargo, probablemente encuentren a un Índigo que haga el trabajo por ellos.

 

Esto trae a colación la cuestión de los Índigo también, ya que esta pregunta también fue planteada recientemente, y he decidido dedicarme especialmente a los Índigo en mi próxima comunicación. Es suficiente decir aquí que los Índigo son los predecesores, los que allanan el camino para la generación Cristal, y verán que donde hallen niños Cristal encontrarán al menos un padre Índigo. Entonces creo que en cierta forma esta es una lección para padres Índigo.

 

De los muchos atributos de los niños Cristal, creo que el más atrayente y el más desafiante es el del contentamiento. Estos niños saben que ellos son eternos y que están aquí con un propósito. Ellos saben que lo que están creando es el Cielo en la Tierra y que lo que están creando está en conformi-dad directa con el Plan Divino para la Madre Tierra y la Humanidad. Ellos saben intuitivamente que no pueden fallar en su tarea, porque el fracaso no es una opción. Lo que sea que creen, llevará naturalmente a la Unidad y eso es sólo cuestión de tiempo. Ellos son conscientes de que la humanidad necesitará algunas generaciones antes de que se manifiesten cambios significativos, pero eso no los preocupa. Saben que son pioneros y que el camino a la Unidad es a través del corazón, un corazón por vez. Es en esto que trabajarán. Ellos ganarán corazones con su pacífico resplandor, y no necesitan apretar botones. Ellos son uno con su Yo Superior y su Ser Interno, con sus Egos totalmente bajo control. Han aprendido que su Ego sobrevivirá y florecerá en presencia de otros Egos, mientras que en el presente lo contrario es lo común en la mayoría de la humanidad. Ellos tienen la habilidad de comunicarse Ego con Ego y Yo Superior con Yo Superior dentro del pleno conocimiento de sus Conciencias. Esto los hace gente imponente de verdad.

Otro atributo de los Cristal es su asombrosa habilidad natural para la sanación. Para ustedes Trabajadores de la Luz, que han luchado para dominar una o dos modalidades, por favor no se ofendan con esta gente que parece sanar naturalmente cualquier cosa y todo lo que aparezca en su camino con necesidad de sanación. Los animales serán naturalmente atraídos por los Cristal, no sólo por sanación sino por compañía empática.

 

Hablando de animales, ustedes verán también que los Cristal tienen la habilidad de comunicarse mentalmente con animales y que tienen un respeto natural por toda vida animal y vegetal. Si comen carne, lo harán con la debida reverencia hacia los ani-males que se dieron a sí mismos como alimento. Sin embargo, encontrarán que una cantidad des-proporcionada de Cristal serán vegetarianos o incluso veganos , y esto requerirá un cuidadoso mo-nitoreo en la dieta. Tenderán a ser más bien concientes de su dieta y a alejarse de la comida chata-rra, pero si se los introduce en la comida chatarra, la tentación superará su tendencia. Ellos no son tímidos, pero principalmente no son abiertamente sociales y raramente los encontrarán acaparando la atención.

 

Todos los Cristal son “almas viejas”. Ellos han sido y hecho todas las cosas que planearon alcanzar durante las muchas miles de vidas pasadas y vuelven ahora como Maestros en forma Humana para llevar la humanidad a la Unidad. Ese es su único propósito y el propósito de su alma esta vez, y no es ningún secreto que ellos están regresando ahora. Ellos fueron profetizados como la “Segunda venida del Cristo”. Ellos son el Cristo, encarnado así como Jesús fue el Cristo encarnado hace dos mil años.

 

 

 

 

Amo tiernamente a estos niños y prometo dedicar todas mis energías a amarlos y apoyarlos mientras crecen a vuestro cuidado para convertirse en los Pacificadores. Si Jesús pudo hacer lo que hizo siendo solamente una persona Crística, imaginen lo que puede ser logrado con miles de estas personas. Ustedes son verdaderamente afortunados al estar involucrados con este proyecto en este momento. Creo que el potencial de esta gente, con vuestra ayuda y apoyo, es simplemente enorme, y llegará el día en que ustedes alcancen el rango de Cristal, ya sea en esta vida a través de la inten-ción y las iniciaciones, o en su próxima vida. De cualquier manera, están creando el Cielo aquí en la Madre Tierra.

 

 

 

 

6 EL FUTURO DE NUESTRO PLANETA

Y LOS NIÑOS DE HOY

 

Estos niños de hoy poseen una serie de características que, en general, son las siguientes: son distraídos o demasiado inquietos en clase, utilizan un lenguaje muy desarrollado para su edad, tienen percepciones extrasensoriales, poseen miradas muy profundas y sabias, presentan un alto grado de sensibilidad, tienen mucha energía y vitalidad, aprenden muy rápido, manejan los ordenadores y la tecnología punta desde bien pequeños, muestran mucho interés por temas profundos (como la muerte o Dios, por ejemplo), adoran la naturaleza, pueden hacer dos o tres actividades a la vez, muestran una curiosidad insaciable (siempre preguntan el por qué de las cosas), son nobles e íntegros, tienen mucha imaginación y creatividad, son muy intuitivos, y tienen una visión más global de las situaciones.Ya no nos cabe duda alguna de que nuestro mundo está inmerso en una oleada de cambios espectaculares. Los últimos decenios nos han traído un enorme conjunto de transformaciones como nunca antes se habían dado en la historia conocida de la humanidad. Esto nos llena de esperanza a muchos, pues los avances en la comunicación y la tecnología han conseguido que muchas barreras individuales, sociales y culturales vayan desapareciendo, y de este modo va surgiendo una conciencia más global, más planetaria. Sin embargo, todos estos enormes cambios también generan unos temores de grandes proporciones en muchas personas, pues basan su seguridad en que todo se mantenga con el mismo esquema en el que viven y piensan que todo lo nuevo no traerá sino desgracias y pérdidas de sus valores, formas de vida y bienes materiales; haciendo caso a aquel pesimista refrán popular que dice “Más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer”. De este modo dan la espalda al funcionamiento auténtico de la naturaleza y, por tanto, de la propia vida: todo es un fluir continuo, todo está en constante cambio y transformación. No hay más que observar un poco el bosque, el mar, la montaña o el desierto para darse cuenta de esta verdad. El filósofo presocrático Heráclito afirmaba aquello de “Todo fluye y nada permanece. Nunca te bañarás dos veces en el mismo río”.

En los últimos meses los medios de comunicación y los ciudadanos de a pie están hablando y comentando mucho acerca de lo que se denomina el “cambio climático”. Y es cierto que todos estamos tomando conciencia de que el clima es diferente y que cada vez más se están produciendo fenómenos meteorológicos extraños y radicales. De hecho, existen datos que corroboran esta apreciación:

*La actividad volcánica ha tenido un crecimiento del 500% desde 1875 (dato del Smithsonian Institute, de su catálogo “Volcanes en el mundo”).

*Mayor número de inundaciones, nieve en lugares calurosos (por ejemplo, en Kenia), aparición de enormes huracanes, deshielo de grandes extensiones de los polos.

*Incendios forestales más intensos y numerosos, aumento del calor en los océanos Pacífico y Atlántico, calor excesivo en zonas frías del planeta, agudización del fenómeno del Niño, etc.

*La actividad telúrica en el planeta ha tenido un crecimiento del 400% desde el año 1973 (dato de la U.S. Geological Survey).

*Mayor actividad solar y su consecuente aumento de la actividad electromagnética.

*Mayor actividad de tornados en zonas donde no se producían en tal cantidad.

*Inclinación del eje magnético de la Tierra. Científicos de la NASA afirmaron que el seísmo que produjo el maremoto en el sudeste de Asia el 26 de diciembre de 2004 cambió el eje terrestre, acelerando su rotación y acortando la duración del día en 3 microsegundos. Según estos científicos, la inclinación del eje terrestre habría aumentado. Por otra parte, desde hace unos pocos meses ha surgido la gran crisis del sistema financiero mundial, que ha provocado un enorme miedo en un gran número de personas. Pero lo cierto es que esta crisis (o mejor, desplome de la economía) es el resultado de la especulación, el fraude, la injusticia, la ambición desmesurada y la corrupción que existen en las altas esferas del sistema imperante. Es una muestra más de que el mundo está cambiando a gran escala (esto sería algo similar a la caída de Roma, del imperio romano, para dar lugar al nacimiento de una nueva sociedad). El sistema comunista se vino abajo y ahora se hunde el sistema capitalista; hemos de crear un nuevo sistema social y económico más transparente, justo, solidario y honesto. A comienzos del pasado mes de noviembre, se produjo un acontecimiento espectacular en el mundo: nada más y nada menos que la elección de un presidente de raza negra, por vez primera en la historia, en Estados Unidos. Me refiero a Barak Obama, por supuesto. Dicho acontecimiento representa otra muestra evidente de los importantes cambios que se están produciendo en nuestro planeta. Los mensajes que Obama está transmitiendo a todos los ciudadanos hablan de esperanza, de cambio, de que unidos podemos. Su frase más famosa es la de “Yes, we can” (“Sí, podemos”); y otra afirmación suya es “Ahora es nuestra gran oportunidad. Todos somos Uno”. De este modo, podemos observar que este presidente se halla en completa sintonía con el futuro próximo hacia el que nos encaminamos: un mundo de paz, unidad, solidaridad y amor. Podríamos mencionar más hechos y evidencias de los grandes cambios que se están produciendo en el globo terráqueo, pero ahora prefiero hablarle, querido lector o querida lectora, de un tema insólito y apasionante; vamos a centrarnos en un asunto que suele pasar desapercibido y que también está relacionado con el futuro de nuestro mundo. Se trata de los niños que están naciendo en los últimos años; son niños muy especiales y diferentes a los de anteriores generaciones. Ginecólogos, matronas y demás profesionales que asisten a las mujeres en el momento del parto, afirman que en los últimos años los niños nacen con los ojos abiertos, a diferencia de los antiguos nacimientos en que los infantes nacían con los ojos cerrados y permanecían así varios días. Esto es una demostración de que estos niños son más avanzados. En otro ámbito, podemos escuchar a muchas personas decir de niños cercanos o de su familia aquello de “¡Este niño cómo habla, parece un viejo!”. Muchos niños hablan como un adulto y con una gran sabiduría. Yo mismo, en mi labor de investigador, psicólogo y psicoterapeuta, he podido constatar desde hace unos años que efectivamente estos niños de ahora son mucho más despiertos, inteligentes y sabios, así como más amorosos y compasivos. Los niños de ahora, tan especiales, son conocidos por diferentes nombres: - Superdotados o de Altas Capacidades, puesto que muchos de ellos obtienen un coeficiente de inteligencia (CI) de más de 130. - Índigo y Cristal, en referencia al color de su campo electromagnético o aura. - Estrella, por ser niños más conectados con la dimensión elevada del ser humano, según las investigaciones de Georg Kühlewind, profesor de la Universidad de Budapest. - De la Nueva Generación o Generación Tercer Milenio (GTM), atendiendo al hecho de que son los infantes que están naciendo en los últimos años. - De Alta Sensibilidad, en diferentes niveles (físico, emocional, psíquico, social...). Tema que está siendo estudiado por diversos psicólogos de distintos países. - De Hemisferio Derecho, porque muestran un gran desarrollo de su hemisferio derecho del cerebro, mucho más que las anteriores generaciones. Esta es una denominación acuñada por mí mismo. Para hacernos una idea más precisa, deseo explicar ahora que estos niños de hoy poseen una serie de características que, en general, son las siguientes: son distraídos o demasiado inquietos en clase, utilizan un lenguaje muy desarrollado para su edad, tienen percepciones extrasensoriales, poseen miradas muy profundas y sabias, presentan un alto grado de sensibilidad, tienen mucha energía y vitalidad, aprenden muy rápido, manejan los ordenadores y la tecnología punta desde bien pequeños, muestran mucho interés por temas profundos (como la muerte o Dios, por ejemplo), adoran la naturaleza, pueden hacer dos o tres actividades a la vez, muestran una curiosidad insaciable (siempre preguntan el por qué de las cosas), son nobles e íntegros, tienen mucha imaginación y creatividad, son muy intuitivos, y tienen una visión más global de las situaciones. Es muy interesante la aportación del antropólogo e investigador John White, miembro de la Asociación Antropológica Americana (American Anthropological Association), que afirma que: “Se está perfilando una nueva humanidad que se caracteriza por una psicología ya modificada, basada en la expresión del sentimiento y no en su represión. Esto se traduce en: una motivación solidaria y amorosa, no competitiva y agresiva; una lógica multinivel-integrada, no lineal-secuencial; un sentido de identidad inclusiva-colectiva, no aislada-individual; y capacidades psíquicas utilizadas con propósitos benevolentes y éticos, no dañinos ni inmorales.” Este investigador concluye que se está produciendo un gran giro de la humanidad en su conjunto, lo cual dará lugar a la aparición del Homo Noeticus (Hombre de Conciencia), que constituye el siguiente escalón en la evolución humana. Esta apreciación me recuerda lo que postulaba mi amigo Colin Bloy, investigador incansable de origen británico, ya fallecido, cuando mencionaba aquello de que nos encontramos en la transición del Homo Sapiens al Homo Amans. Desde luego que vamos a convertirnos en Seres Humanos Amorosos superando al Humano Racional, de eso no me cabe la menor duda, se trata del siguiente paso en la evolución del hombre. En la misma línea se expresa Georg Kühlewind, profesor de química-física de la Universidad de Budapest e investigador de los nuevos niños, a los que llamó Niños Estrella por la importante conexión que tienen con la dimensión transcendente o elevada del ser humano. Afirma que: “Desde hace unos veinte años nacen más y más niños que en su ser y su comportamiento se apartan de aquellos a los que están acostumbrados padres y pedagogos. Una nueva generación de almas entra en la tierra..., niños que traen una gran madurez, que están descontentos con el mundo de los adultos y que, con un poderoso impulso espiritual, quieren transformar este mundo. Este es el suceso más importante en los tiempos actuales.” Bellas palabras, Georg. El Doctor Abad Merchán, director regional de Programas Culturales del Museo del Banco Central de Ecuador, una eminencia en antropología y sociología, resaltó que estamos viviendo un momento único y muy especial en términos de aceleración evolutiva de la humanidad. Y expresa que “Hay que reconocer que la presencia de los nuevos niños/as, llamados talentosos u otros, representa el símbolo en vida de un cambio trascendental de la humanidad actual, sólo comparable con los grandes hitos históricos de adaptación a lo largo del llamado ascenso del ser humano, tales como el fuego, la agricultura o la revolución industrial. Pero el cambio actual no incluye solamente el mundo físico y externo, sino principalmente interno, a través de la modificación de la Conciencia... Desde el punto de vista sociológico, el siglo XX es visto como un espacio de tiempo con una aceleración de la historia de la humanidad. Somos testigos y protagonistas de los grandes cambios socio-antropológicos y sobre todo emocionales-espirituales. El cambio del corazón puede ser más rápido que cualquier otro. No existe otra opción de cambio, ahora, que esa. El cambio va a ser espiritual, empezando por la transformación personal de cada uno. Lo que hubiera tomado muchos siglos, con esta aceleración histórica y con el aparecimiento de estos nuevos niños/as, altamente empáticos y talentosos, lo vamos a presenciar en tan sólo un par de décadas.” Hace unos días, cuando me hallaba conduciendo mi automóvil en compañía de mi hijo Daniel, de 9 años de edad, éste me declaró, de manera espontánea y sin tener relación con la conversación que estábamos manteniendo (pues hablábamos de asuntos de su colegio), lo siguiente: “Yo quiero un mundo donde haya gente que no se pelee, en el que todos seamos iguales, seamos felices, en el que nadie se maltrate y que nadie abuse de nadie, que nadie juzgue a las personas por cómo son, y que haya amor”. Me quedé estupefacto y maravillado por tener una muestra, una vez más, de lo muy conectados e inspirados que son estos niños, y de la hermosa conciencia global que ellos poseen de forma innata. No me cabe ninguna duda de que nuestra sociedad necesita el desarrollo de las cualidades del hemisferio derecho cerebral y los niños de hoy ya lo traen incorporado. Hemos funcionado mucho con el hemisferio izquierdo, el lado racional, y ahora nos corresponde cultivar y activar la parte intuitiva, interna, creativa, artística, global, espiritual, emocional, amorosa. Sólo de esta manera conseguiremos una sociedad armónica, próspera y alegre. Nuestro Planeta Azul está cambiando para llegar a ser un Mundo de Unidad, Paz y Amor. Los niños de hoy son una muestra sorprendente de este cambio. Ellos ayudarán a transformar el mundo; es responsabilidad de todos comprenderlos, atenderlos y apoyarlos ¡Ahora! ¡Unidos podemos, avancemos con fuerza e ilusión!

Luis Sánchez González Investigador, psicólogo y psicoterapeuta E-mail:

luisglobalnueve@gmail.com

 

 

 

 

 

 

 

7 LOS NIÑOS CRISTAL

Introducción

 

Espero que esta información, junto con la expuesta sobre los Niños Índigo sean de gran ayuda para aquellos que sientan la Vibración Índigo o Cristal en sus vidas o crean que puedan tener a alguien cercano con esas características….El fenómeno Índigo/Cristal es el próximo paso de la evolución en la especie humana.Ellos no son especiales sino de diferentes y todo Ser que trabaje el Amor y la interiorización espiritual puede llegar a esta vibración ya que el cambio de Era en el Planeta Tierra provoca e invita, de alguna manera, a que la Humanidad esté volviéndose Índigo o Cristal. Ellos están aquí para mostrarnos el camino, y de esa forma la información puede ser aplicada más generalmente a todos nosotros cuando nosotros hagamos la transición a la próxima etapa de nuestro crecimiento y evolución.Los Niños Índigo han estado encarnando en la Tierra en los últimos 100 años. Los primeros Índigos fueron pioneros y para mostrar el camino. Después de la Segunda Guerra Mundial, un número significativo de ellos nacieron, y esos son los Índigos adultos de hoy en día. Sin embargo, en los 80's nació una gran ola de Índigos y así es como tenemos una generación completa de Índigos que están ahora a finales de sus veintes y en principios de sus treintas. Los índigos siguieron naciendo hasta aproximadamente el 2000, con habilidades y grados de sofisticación tecnológica incrementadas y con sofisticación creativa.Los Niños Cristal empezaron a aparecer en el planeta desde aproximadamente el 2000, aunque algunos llegaron un poco antes. Estos son niños extremadamente psíquicos, cuyo propósito principal es llevarnos al siguiente nivel de la nuestras evolución, y para revelarnos nuestro poder interno y divinidad. Ellos funcionan como una conciencia grupal en lugar de funcionar como individuos, ya que ellos viven por la "Ley de Uno" o Conciencia de Unidad, siendo una poderosa fuerza para el amor y paz del planeta.Los Adultos Índigo y Cristal están compuestos de dos grupos.

 

Primeramente, están aquellos quienes nacieron como Índigos y que ahora están haciendo su transición a Cristal. Eso significa que ellos están experimentando una transformación que despierta su conciencia de "Cristo" o "Cristal" y que los une a ellos con los Niños Cristal como parte de una ola evolutiva de cambio. El segundo grupo son aquellos que nacieron por medio de su propio trabajo duro y que diligentemente han seguido su sendero espiritual. Sí, eso significa que todos nosotros tenemos el potencial de ser parte del floreciente grupo de "ángeles humanos". Hermoso no???La primer cosa que la mayoría de la gente nota en relación a los Cristales son su ojos, grandes, penetrantes, y sabios más allá de su edad. Sus ojos los persigue y los hipnotizan, mostrando al niño el Alma de par en par sin mentiras ni falsedades... Son felices, encantadores y compasivos. Esta generación de nuevos trabajadores de la luz, escasamente de 0 a 7 años, no son como ninguna generación previa, ellos son los punteros a donde la humanidad se dirige... ¡y es una buena dirección!Los niños más grandes (aproximadamente de 7 a 25 años), llamados "Niños índigo", comparten muy parecidas características con los Niños Cristal. Ambas generaciones son altamente sensitivos y con habilidades psíquicas, y tienen propósitos importantes de vida. La diferencia principal es su temperamento. Los índigos tienen un espíritu guerrero, debido a que su propósito colectivo es pulverizar los antiguos sistemas que ya no nos sirven más. Ellos están aquí para anular los sistemas gubernamentales, educativos y legales que carecen de integridad. Para lograr este propósito, ellos requieren de temperamento y de una determinación briosa.Los adultos que se resisten al cambio y que valoran el conformismo pueden malinterpretar a los Índigos. Ellos con frecuencia son etiquetados con diagnósticos psiquiátricos de Déficit de Atención con Desorden de Hiperactividad (Attention Deficit with Hyperactivity Disorder ADHD) o Desorden de Déficit de Atención (Attention Deficit Disorder ADD). Tristemente, cuando a ellos se les administra medicamentos, los Índigos con frecuencia pierden su maravillosa sensibilidad, sus dones espirituales y su energía guerrera... En contraste, los Niños Cristal son felices y de temperamento estable. Ocasionalmente ellos pueden tener sus rabietas, pero estos Niños son grandemente misericordiosos y tranquilos. Los Cristales son la generación que se beneficiara de que los Índigos sean pioneros. Primero, los Niños Índigo conducen machete en mano, recortando cualquier cosa que carezca de integridad. Después los Niños Cristal siguen el camino ya limpio, dentro de un mundo más inofensivo y seguro.Los términos "Índigo" y "Cristal" les fueron dados a estas dos generaciones porque describen de manera muy precisa los colores de sus auras y sus patrones de energía. Los Niños Índigo tienen mucho azul índigo en sus auras. Este es el color del "chacra del tercer ojo", el cual es el centro de energía dentro de la cabeza localizado entre las dos cejas. Este chacra regula la clarividencia, o la habilidad para ver la energía, visiones, y espíritus. Muchos de los Niños Índigo son clarividentes.Los Niños Cristal tienen auras cambiantes, con hermosos tonos pasteles multicolores. Esta generación también muestra una fascinación por las rocas y los cristales.Los Niños Índigo pueden sentir la deshonestidad, al igual que un perro puede sentir el miedo. Los Índigos saben cuando se les mintió para sobreprotegerlos o manipularlos. Y dado que su propósito colectivo es conducirnos dentro un nuevo mundo de integridad, los Índigos tienen detectores de mentiras integrado. Como antes mencionamos, estos guerreros del espíritu son una amenaza para algunos adultos. También los Índigos son incapaces de aceptar situaciones disfuncionales en el hogar, escuela o trabajo. Ellos no tienen la habilidad de disociarse de sus sentimientos y aparentar como que todo esta bien... a menos de que se les administre medicamentos o sedantes.Los dones espirituales de los Niños Cristal son también malentendidos. Específicamente sus habilidades telepáticas pueden hacer que ellos tarden en empezar a hablar en su vida.En el nuevo mundo al que los Índigos nos conducen, nosotros seremos mucho más concientes de nuestros pensamientos y sentimientos intuitivos. No nos basaremos mucho en las palabras habladas o escritas. La comunicación será más rápida, más directa y más honesta, debido a que será de mente a mente. Ya, en este momento un número de nosotros está teniendo contacto con sus habilidades psíquicas. Nuestro interés en lo paranormal será todo el tiempo grande, acompañado de libros, eventos de televisión y películas de esos temas.Así que, no es una sorpresa que la generación que sigue a los Índigos sean increíblemente telepáticos. Muchos de los Niños Cristal se tardan en tener sus patrones hablados, y es muy frecuente para ellos que esperan hasta los 3 o 4 años de edad para que empiecen a hablar. Pero los padres me dicen que ellos no tienen problemas para hablar con sus silenciosos niños. ¡Muy lejos de eso! Los padres establecen comunicación mente a mente con sus Niños Cristal. Y los Cristales usan una combinación de telepatía, antiguo lenguaje de señas, y sonidos (incluyendo canto) para darse a entender.El problema surge cuando los Cristales son juzgados por personal médico y educacional como si tuvieran patrones hablados "anormales". No es coincidencia que la consecuencia del número de Cristales que están naciendo, se tenga un alto registro del número de diagnóstico de autista. Ese Niño NO está enfermo !Es verdad que los Niños Cristal son diferentes de las otras generaciones. ¿Pero por qué necesitamos crear una patología de estas diferencias? ¿Si los niños son exitosos en sus comunicaciones en el hogar, y los padres no están reportando ningún problema... entonces por qué tratar de crear un problema? El criterio del diagnóstico para el autismo es muy claro. Este establece que la persona con autismo vive en su mundo propio, y está desconectado de la otra gente. La persona autista no habla porque es indiferente a comunicarse con los otros.Los Niños Cristal son muy opuestos a eso. Ellos están entre los más conectados, comunicativos, cariñosos y mimosos que cualquier otra generación. Ellos también tienen dones muy filosóficos y espirituales. Y ellos despliegan un nivel sin precedentes de gentileza y sensitividad a este mundo. Los Niños Cristal espontáneamente abrazan y cuidan de la gente que lo necesita. ¡Una persona autista no haría eso! Si algo es disfuncional, son los sistemas que no son adecuados a la evolución continua de la especie humana. Si nosotros avergonzamos a los niños con etiquetas, o les damos medicamentos para tenerlos en la sumisión, nosotros habremos menoscabado un regalo enviado por el cielo. Nosotros habremos destrozado una civilización antes de que tengan tiempo de echar raíces. Afortunadamente, hay muchas soluciones positivas y alternativas. Y el mismo cielo nos ha enviado a los Niños Cristal para que puedan ayudarnos a quienes de nosotros somos abogados de los niños.Ambos tienen hélices de el ADN activadas que el resto de los mortales no tienen. Con el motivo de que sean seres más conscientes, despiertos y preparados para ayudar al cambio y continuar las nuevas sociedades, una vez se hayan asentado éstos.

Cristal viene de Cristo. Los Niños Cristal son niños pacificadores, vulnerables, que tienden a meterse hacia adentro, incluso desconectándose lo mejor que pueden de los humanos, haciéndolo lo mejor que pueden para sobrevivir en un mundo donde todavía no encajan. Parece ser que llevan cuatro décadas encarnados preparando el camino para el cambio... ardua tarea para ellos.

Para poder reconocer a un Niño Cristal, las características más evidentes son las siguientes:

Son extremadamente sensibles a todo su medioambiente: sonido, colores, emociones negativas, olores, comida, productos químicos, la ropa que visten, la violencia, la conciencia de grupo, las frecuencias electromagnéticas, destellos solares... Si un Niño Cristal se encuentra en un entorno agresivo, desequilibrante, con oscilaciones energéticas considerables y emociones exageradas, tienen a huir física o psíquicamente, ya que es insoportable para ellos.

 

 

Tan sensibles, que son profundamente vulnerables. Por este motivo pueden desarrollar una personalidad aparentemente fuerte y agresiva que les protege del exterior.

Necesitan pasar tiempo en soledad, no viven bien en grupos pues pocos entienden su necesidad de soledad. Cuando no se respeta su soledad, se desequilibran y pierden la conexión con su Ser, que es la orientación que les mantiene unidos al TODO.

 

 

Deben entrar en comunión con la naturaleza y los elementos diariamente. El Espíritu de la Naturaleza les ayuda a equilibrarse y limpia las energías no armoniosas que les aturden profundamente. Las grandes ciudades, repletas de agresiones, ruidos, poluciones, energías agresivas, desequilibrios... son hogueras donde su espíritu vulnerable se quema sin remedio. Cuando están en y con la Naturaleza, ésta les permite sentirse profundamente conectados a la esencia de la existencia, les permite observar la belleza de la Creación, les permite sentirse plenos, les permite agudizar los sentidos y llenar los pulmones de aire fresco necesario para subsistir. La Naturaleza es su fuente de energía positiva y el Sol les recarga las pilas, necesario para poder sobrevivir en un mundo como el nuestro.

Simplemente no entienden “La inhumanidad del Hombre hacia el Hombre”, guerra, avaricia, codicia... pueden sentirse fácilmente abrumados por todo eso. Acostumbran a llorar cuando ven las imágenes insensibles que los medios lanzan de un mundo donde reina el caos en muchas ocasiones, y lloran cuando las escenas emocionales aparecen en cualquier lugar. Lloran cuando no consiguen comprender por qué el ser humano es como es. Sienten que el planeta Tierra podría ser un lugar extraordinario, pero el exagerado EGO humano está acabando con él. No comprenden las guerras, las violencias, los asesinatos, las agresiones, la codicia, el hambre, la miseria, le crueldad, la mentira, la dureza, el poder malentendido, la vulgaridad, el dolor, la falta de respeto, la falta de educación... simplemente no comprenden cómo el ser humano puede ser, todavía, tan primitivo y encima creerse el ser más inteligente y único existente del Universo.

Retraerse, desconectar, protegerse si la vida es demasiado intensa. A menudo piensan que esta existencia temporal es excesivamente dura y no consiguen entender el sentido de estar aquí, aunque es entonces cuando recuerdan que ALGO les pidió su ayuda.

 

Incluso aunque normalmente son tranquilos, otros los admiran y se sienten atraídos por ellos como un imán. Tendrán profundas y largas relaciones con humanos que les ofrecen el amor incondicional que los Cristal saben que es el único amor verdadero. Normalmente las personas que les conocen o rodean, sienten un irresistible imán que les lleva hacia ellos. Una mezcla de respeto y temor que les convierte en seres respetables y a la vez temidos por su gran verdad, amor, honestidad y franqueza. Siempre mantienen el amor de las relaciones en sus corazones, porque para ellos los seres humanos son muy importantes y los que se han relacionado con ellos, más. Conocen, sin duda alguna, el AMOR VERDADERO. Saben que existe porque lo han experimentado en otras dimensiones y porque ellos SON amor verdadero. No comprenden el amor por conveniencia, ni el amor por miedo, ni el amor por soledad, ni el amor por no responsabilizarse de uno mismo, ni al amor por conseguir algo a cambio, ni el amor por vivir cómodamente, ni el amor por hacer algo... para ellos el AMOR lo es todo, es el único camino de entenderse y compartir, es el único camino de aprender y respetarse, es el único camino de existir. Si no mantienen relaciones de AMOR VERDADERO, prefieren vivir en soledad, dejando que la llama del amor se consuma.

Cuando un Cristal te mira, es como si hubiera penetrado dentro de tu alma. No es como sí, es que penetra dentro de tu alma. Un Cristal llega a las profundidades de tu Ser cuando te mira y accede a ti por los ojos. Son las ventanas que le permiten conocer y re-conocer a los suyos, son las ventanas por las que encuentra el Ser escondido en cada persona para ayudarle a surgir de la profundidad.

Realmente necesitan muy poco de la crianza tradicional pues como son gentiles, prudentemente son capaces de decirte lo que necesitan, lo que es bueno o lo que no es bueno para ellos. Cuando son pequeños pueden decir “yo no puedo beber alcohol ni tomar drogas” y nunca las tomarán. La educación tradicional está fuera de sus esquemas. Pueden no tomar nunca drogas o alcohol o pueden llegar a convertirse en verdaderos adictos en búsqueda de las experiencias de amor y comprensión que necesitan tener y que no encuentran en una existencia de baja vibración, en un mundo que no les permite la luz.

A menudo evitan multitudes o centros comerciales. Demasiadas energías diferentes. No son amigos de visitar lugares donde se aglomeran las personas. No encuentran el sentido de hacerlo y las energías existentes les desequilibran sobradamente hasta el punto de tener que alejarse.

Sienten un amor profundo por los niños y los animales. Tienen una forma extraordinaria de conectar con las criaturas de la Creación. Están plenamente seguros de que los animales son seres energéticos, como ellos, y que merecen tanto respeto como cualquier ser existente. Cuando toman conciencia de ello, son incapaces de comer alimentos que sean el fruto de haber hecho sufrir a animales para ser comidos. Se sienten perfectamente armonizados con los animales de la naturaleza, llegándoles a amar con el mismo amor verdadero que pueden amar a un ser humano. Cuando observan a los niños, saben que son grandes sabios en pequeños cuerpos, por ese motivo se relacionan con los niños desde el respeto, el amor, la comprensión y de igual a igual.

 

El agua es muy beneficiosa para limpiarlos y calmarlos: baños, duchas, cascadas, fuentes, lugares con agua y arenas... Necesitan el contacto con el agua tanto como el aire que respiran. En ocasiones son verdaderos peces nadando en el agua y se sienten muy armonizados en ella. Si no pueden estar en contacto con el agua, se desesperan y pierden su equilibrio.

Requieren ropas cómodas de su elección, en colores y fibras naturales. Más allá de la moda, necesitan vestirse con ropas que se armonicen con su piel. Se sienten parte de su ropa y sienten a su ropa parte de ellos mismos, por lo que desean vestirse con ropas de telas naturales que les recuerde a la belleza y amor de la Naturaleza. No les importa ir a la moda o no, lo importante es sentirse cómodo y agradablemente vestidos.

Requieren mucho agua pura y a menudo prefieren alimentos orgánicos frescos. Acostumbran a comer mucha fruta, verduras, ensaladas, vegetales crudos... que contienen mucho líquido y la naturaleza viva. Son especialmente amantes de las grandes y exquisitas ensaladas compuestas de multitud de colores y sabores.

Extremadamente empáticos, hasta el punto de saber lo que un desconocido está sintiendo. Para ellos saber y sentir lo del otro es tan fácil como sentir y saber lo suyo. Tienen una capacidad intuitiva extrema, muy superior a la mayoría y la utilizan sabiamente, es decir, sin necesidad de decirlo ni decirle a nadie que saben lo que está pensando o sintiendo.

Miedo a intimar, se sienten invadidos muy fácilmente, no respetados. Prefieren estar solos que tener su “espacio personal corporal” descuidado. También evitan las relaciones románticas por miedo a herir al otro si la relación termina. Son muy vulnerables, así que se alejan de las personas dañinas que no comprenden su sensibilidad y no son capaces de respetarla.

Hay una inocencia, una falta de malicia, una pureza, debidas a la ausencia de ego en los Cristal. Básicamente no necesitan el ego malentendido para relacionarse con los demás y el mundo, y menos para posicionarse en él.

Pueden necesitar ayuda para aprender a conectar con su energía. Lo pueden hacer a través de actividades físicas, naturaleza, deportes, artes marciales, yoga o baile.

Pueden desbaratar aparatos eléctricos, radios, televisores, ordenadores...

Se abstienen de mostrar emociones por miedo a su amplificación y perdida de control, por eso pueden parecer impasibles o sin sentimientos. Son tan respetuosos con sus sentimientos como con los de los demás, así que comprenden el dolor que produce herirlos.

A menudo tienen un metabolismo alto y son vegetarianos naturalmente. Personas con pocas enfermedades o ninguna y una alimentación muy sana, en general.

Listos, ven todas las posibilidades con un entendimiento instintivo de las leyes espirituales y de cómo funciona todo. Son capaces de tener una comprensión global de los acontecimientos hasta tal punto que si lo contarán parecerían locos.

 

Tienen una conexión limpia con el yo superior, accediendo naturalmente a su guía superior, por esto saben la verdad de la Unidad espiritual. Es su estado natural, básicamente.

Sanadores y pacificadores natos. A menudo tienen profesiones que son espirituales o de ayuda.

Con muchas habilidades. Muchísimas, tanto en el ámbito personal como en el profesional, hacen de todo y casi siempre muy bien. Incluso tienen habilidades desarrolladas que normalmente pertenecen al sexo contrario. Ellos tienen habilidades masculinas y femeninas perfectamente desarrolladas a la vez, porque en su esencia comprenden que son UNO encarnando un tipo de energía.

Pueden ser personas de muy pocas palabras, pero todo el mundo escucha cuando tranquilamente expresan su sabiduría con humildad. Sin embargo, no darán consejo sin que se les haya pedido y nunca interferirán. No necesitan del ego para expresar su conocimiento, pues es algo implícito en ellos. Son sabios porque lo son, no porque lo dicen. Muchas veces prefieren callar, escuchar y observar antes de entrar en luchas de ego con los demás, lo cual aparentemente puede parecer que no tienen conocimiento o idea sobre lo que se está hablando. Muy al contrario, prefieren callar a demostrar.

Así son, en general... los Niños Cristal.

 

 

Astelar http://www.haciaeldespertar.org/

 

 

 

8

¿QUE SON LOS NIÑOS Y ADULTOS ÍNDIGO Y CRISTAL?

 

¿Cómo saben si ustedes o alguien que conocen, es un Niño o Adulto Índigo o Cristal?

Describiremos los principales aspectos o características de esa gente. Pero queremos enfatizar que el fenómeno Índigo/Cristal es el próximo paso en la evolución con especie humana. Todos estamos, de alguna manera volviéndonos como la gente Índigo y Cristal. Ellos están aquí para mostrarnos el camino, y de esa forma la información puede ser aplicada más generalmente a todos nosotros cuando nosotros hagamos la transición a la próxima etapa de nuestro crecimiento y evolución.

Los Niños Índigo han estado encarnando en la Tierra en los últimos 100 años. Los primeros Índigos fueron pioneros y para mostrar el camino. Después de la Segunda Guerra Mundial, un número significativo de ellos nacieron, y esos son los Índigos adultos de hoy en día. Sin embargo, en los 70’s nació una gran ola de Índigos y así es como tenemos una generación completa de Índigos que están ahora a finales de sus veintes y en principios de sus treintas. Los índigos siguieron naciendo hasta aproximadamente el 2000, con habilidades y grados de sofisticación tecnológica incrementadas y con sofisticación creativa.

Los Niños Cristal empezaron a aparecer en el planeta desde aproximadamente el 2000, aunque algunos llegaron un poco antes. Estos son niños extremadamente poderosos, cuyo propósito principal es llevarnos al siguiente nivel de la nuestras evolución, y para revelarnos nuestro poder interno y divinidad. Ellos funcionan como una conciencia grupal en lugar de funcionar como individuos, ya que ellos viven por la “Ley de Uno” o Conciencia de Unidad. Ellos son una poderosa fuerza para el amor y paz del planeta.

Los Adultos Índigo y Cristal están compuestos de dos grupos. Primeramente, están aquellos quienes nacieron como Índigos y que ahora están haciendo su transición a Cristal. Eso significa que ellos están experimentando una transformación que despierta su conciencia de “Cristo” o “Cristal” y que los une a ellos con los niños Cristal como parte de una ola evolutiva de cambio. El segundo grupo son aquellos que nacieron por medio de su propio trabajo duro y que diligentemente han seguido su sendero espiritual. Sí, eso significa que todos nosotros tenemos el potencial de ser parte del floreciente grupo de “ángeles humanos”.

El siguiente extracto describe las diferencias entre Niños Índigo y Cristal. Es del artículo de Doreen Virtue Los Niños Índigo y Cristal:

La primer cosa que la mayoría de la gente nota en relación a los Cristales son su ojos, grandes, penetrantes, y sabios más allá de su edad. Sus ojos los persigue y los hipnotizan, mientras que ustedes se dan cuenta que su alma esta siendo mostrada para que el niño la vea. Quizás ustedes hayan notado que este nuevo “tipo” de niños están poblando rápidamente nuestro planeta. Ellos son felices, encantadores y compasivos. Esta generación de nuevos trabajadores-de-la-luz, escasamente de 0 a 7 años, no son como ninguna generación previa, ellos son los punteros a donde la humanidad se dirige... ¡y es una buena dirección!

 

Los niños más grandes (aproximadamente de 7 a 25 años), llamados “Niños índigo”, comparten las mismas características con los Niños Cristal. Ambas generaciones son altamente sensitivos y con habilidades psíquicas, y tienen propósitos importantes de vida. La diferencia principal es su temperamento. Los índigos tienen un espíritu guerrero, debido a que su propósito colectivo es pulverizar los antiguos sistemas que ya no nos sirven más. Ellos están aquí para anular los sistemas gubernamentales, educativos y legales que carecen de integridad. Para lograr este propósito, ellos requieren de temperamento y de una determinación briosa.

 

Los adultos que se resisten al cambio y que valoran el conformismo pueden malinterpretar a los Índigos. Ellos con frecuencia son etiquetados con diagnósticos psiquiátricos de Déficit de Atención con Desorden de Hiperactividad (Attention Deficit with Hyperactivity Disorder ADHD) o Desorden de Déficit de Atención (Attention Deficit Disorder ADD). Tristemente, cuando a ellos se les administra medicamentos, los Índigos con frecuencia pierden su maravillosa sensibilidad, sus dones espirituales y su energía guerrera... En contraste, los Niños Cristal son felices y de temperamento estable. Seguro, ocasionalmente ellos pueden tener sus rabietas, pero estos Niños son grandemente misericordiosos y tranquilos. Los Cristales son la generación que se beneficiara de que los Índigos sean pioneros. Primero, los Niños Índigos conducen machete en mano, recortando cualquier cosa que carezca de integridad. Después los Niños Cristal siguen el camino ya limpio, dentro de un mundo más inofensivo y seguro.

Los términos “Índigo” y “Cristal” les fueron dados a estas dos generaciones porque describen de manera muy precisa los colores de sus auras y sus patrones de energía. Los niños Índigos tienen mucho azul índigo en sus auras. Este es el color del “chakra del tercer ojo”, el cual es el centro de energía dentro de la cabeza localizado entre las dos cejas. Este chakra regula la clarividencia, o la habilidad para ver la energía, visiones, y espíritus. Muchos de los Niños Índigos son clarividentes. Ejercicio

Los Niños Cristal tienen auras cambiantes, con hermosos tonos pasteles multicolores. Esta generación también muestra una fascinación por las rocas y los cristales...

Los Niños Índigo pueden sentir la deshonestidad, al igual que un perro puede sentir el miedo. Los Índigos saben cuando se les mintió para sobreprotegerlos o manipularlos. Y dado que su propósito colectivo es conducirnos dentro un nuevo mundo de integridad, los Índigos tienen detectores de mentiras integrados. Como antes mencionamos, estos guerreros del espíritu son una amenaza para algunos adultos. También los Índigos son incapaces de aceptar situaciones disfuncionales en el hogar, escuela o trabajo. Ellos no tienen la habilidad de disociarse de sus sentimientos y aparentar como que todo esta bien... a menos de que se les administre medicamentos o sedantes.

Los dones espirituales de los Niños Cristal son también malentendidos. Específicamente sus habilidades telepáticas pueden hacer que ellos tarden en empezar a hablar en su vida.

 

En el nuevo mundo al que los Índigos nos conducen, nosotros seremos mucho más concientes de nuestros pensamientos y sentimientos intuitivos. No nos basaremos mucho en las palabras habladas o escritas. La comunicación será más rápida, más directa y más honesta, debido a que será de mente a mente. Ya, en este momento un número de nosotros está teniendo contacto con sus habilidades psíquicas. Nuestro interés en lo paranormal será todo el tiempo grande, acompañado de libros, eventos de televisión y películas de esos temas.

Así que, no es una sorpresa que la generación que sigue a los Índigos sean increíblemente telepáticos. Muchos de los Niños Cristal se tardan en tener sus patrones hablados, y es muy frecuente para ellos que esperan hasta los 3 o 4 años de edad para que empiecen a hablar. Pero los padres me dicen que ellos no tienen problemas para hablar con sus silenciosos niños. ¡Muy lejos de eso! Los padres establecen comunicación mente a mente con sus Niños Cristal. Y los Cristales usan una combinación de telepatía, antiguo lenguaje de señas, y sonidos (incluyendo canto) para darse a entender.

El problema surge cuando los Cristales son juzgados por personal médico y educacional como si tuvieran patrones hablados “anormales”. No es coincidencia que la consecuencia del número de Cristales que están naciendo, se tenga un alto registro del número de diagnóstico de autista.

 

Es verdad que los Niños Cristal son diferentes de las otras generaciones. ¿Pero por qué necesitamos crear una patología de estas diferencias? ¿Si los niños son exitosos en sus comunicaciones en el hogar, y los padres no están reportando ningún problema... entonces por qué tratar de crear un problema? El criterio del diagnóstico para el autismo es muy claro. Este establece que la persona con autismo vive en su mundo propio, y está desconectado de la otra gente. La persona autista no habla porque es indiferente a comunicarse con los otros.

Los Niños Cristal son muy opuestos a eso. Ellos están entre los más conectados, comunicativos, cariñosos y mimosos que cualquier otra generación. Ellos también tienen dones muy filosóficos y espirituales. Y ellos despliegan un nivel sin precedentes de gentileza y sensitividad a este mundo. Los Niños Cristal espontáneamente abrazan y cuidan de la gente que lo necesita. ¡Una persona autista no haría eso!

En mi libro “El cuidado y alimentación de los Niños Índigo”, yo escribí que el ADHD debería ser un símbolo de sintonizar dentro de una Dimensión Superior. Eso describiría más acertadamente a esa generación. Del mismo modo, los Niños Cristal no se les justifica la etiqueta de autismo. ¡Ellos no son autistas! ¡Ellos son sorprendentes!

Esos niños valen la emoción de algo sublime, no que les den la etiqueta de disfuncionales. Si algo es disfuncional, son los sistemas que no son adecuados a la evolución continua de la especie humana. Si nosotros avergonzamos a los niños con etiquetas, o les damos medicamentos para tenerlos en la sumisión, nosotros habremos menoscabado un regalo enviado por el cielo. Nosotros habremos destrozado una civilización antes de que tengan tiempo de echar raíces. Afortunadamente, hay muchas soluciones positivas y alternativas. Y el mismo cielo nos ha enviado a los Niños Cristal para que puedan ayudarnos a quienes de nosotros somos abogados de los niños.

El siguiente es un extracto de libro de Celia próximo a publicarse, “La Aventura Índigo-Cristal”, el cual explica más en relación con los aspectos metafísicos de la experiencia Índigo-Cristal.

 

 

CAPITULO CINCO

AURAS DORADAS,

ÁNGELES HUMANOS Y

 

CONCIENCIA MULTIDIMENSIONAL

 

 

Los Niños Índigos y Cristal que vinieron al planeta son conocidos comos “niños-de-las-estrellas”. Con frecuencia porque sus almas están más en el hogar en las estrellas, ellos no han encarnado con anterioridad aquí en la Tierra. Ellos vienen en este tiempo en un equipo de “asignación especial” para ayudar a la Tierra y a sus habitantes con su transición y renacimiento como una “Nueva Tierra” dimensionalmente superior.

Pero mientras que estos seres parecen como seres humanos ordinarios, ellos de hecho tienen acceso a un mayor campo de acción del potencial humano. Ellos son más abiertos a quienes son ellos, más cercanos al reconocimiento de sus orígenes divinos y de su esencia.

Los niños Índigo han nacido en el Rayo de Almas de Encarnación y Evolución. Eso significa que ellos tienen acceso a los dones de clarividencia y curación. Ellos son también capaces de acceder lo que ellos pueden denominar como la cuarta y quinta Dimensión de Conciencia, mientras que la mayoría de los humanos tienen acceso solo a la tercera y cuarta. Este acceso a las Dimensiones Superiores, junto con los dones del Rayo Índigo del alma, significa que los Índigos son naturalmente más inteligentes, más sensibles y más clarividentes. Ellos también son creativos, y con frecuencia son capaces de acceder al hemisferio izquierdo y derecho del cerebro con facilidad, haciéndolos a ellos con dones artísticos, pero también tecnológicamente competentes y aventureros.

 

Los Niños Cristal, por otro lado, mayormente han nacido dentro del Rayo Dorado de Encarnación y Evolución. Ellos han nacido en la Sexta Dimensión de Conciencia, con el potencial de rápidamente abrirse al Nivel Dimensional Noveno de la Conciencia Crística Plena, y después desde ahí a la Décima Tercera Dimensión que representa la Conciencia Universal.

Con esos dones y habilidades, los seres Cristal son inmensamente poderosos y creativos. Muchos de ellos contienen los Rayos Dorado y Magenta, que los hacen a ellos maestros de la Creación, especialmente de la luz y el sonido. Esto se manifiesta como creatividad artística y musical en el plano de la Tierra. Quienes contienen el rayo Índigo-Plata, son también agraciados como las “madres” y “diosas” del planeta, y llevan vibración femenina de curación y nutrición. Los que están en Rayo Rojo-Dorado, por otro lado, llevan la vibración masculina de la manifestación y son con frecuencia los líderes en el sentido más activo.

 

El Niño Cristal del futuro será conocido como un ser “Cristal Arco-iris”. Este es Ser Humano Universal de Décima Tercera Dimensión, capaz de portar y transmitir todos los Rayos de Encarnación y Evolución dentro de su campo vibratorio. Ya hay seres Cristal Arco-Iris en el planeta Tierra, pero ellos todavía no se abren a su pleno potencial.

Lo emocionante en relación con esos desarrollos evolutivos, para la gente ordinaria, es que los seres Índigo y Cristal portan estas vibraciones al planeta en orden de compartirlos con los otros. Tan solo con su presencia, ellos ayudan a otros a moverse dentro de estas nuevas vibraciones y para que se abran también a su potencial pleno. El regalo Índigo-Cristal al planeta es el regalo de Evolución y acceso a su potencial total, para cada uno de los seres humanos en el planeta en estos tiempos, si ellos así lo deciden.

 

En este punto, mucha gente que está permitiendo esos cambios o transiciones dentro de sus campos de su aura, se han movido dentro de su original estado de conciencia de la Tercera Dimensión dentro estados de los Índigo y después de los Cristal, con la asistencia de los niños que mantienen la vibración. Ahora estos adultos son capaces de mantener el Rayo Dorado de Evolución en su octavo chakra, y están ayudando a crear una matriz para la Creación de la Nueva Tierra. Esta pulsante luz Dorada puede ser claramente vista en sus auras por quienes con su clarividencia y habilidad pueden percibir los colores del aura.

 

El Ángel Humano

Uno de los regalos de este proceso, es que los Humanos se están volviendo concientes de quien realmente son: que ellos son Espíritus en Cuerpos Humanos, y que ellos son en otras palabras, Ángeles en forma humana.

Nosotros hemos sido concientes de nuestras conexiones con los reinos superiores por muchos miles de años, pero siempre hemos sentido que lo “humano” y el estado material de alguna manera nos “saca” de nuestra herencia angelical. Nosotros hablaríamos de nuestro “Ser Superior”, sabiendo que hemos tenido acceso a este aspecto de nosotros mismos, pero que de alguna manera éste no es completamente parte de quienes nosotros somos, y que solo podía ser accedido en meditación.

Parte de la razón para esto era que nuestras formas físicas estaban encerradas en la Tercera Dimensión, pero nuestro Ser Superior o Ser Angelical era de una mucha más fina y mucho más alta vibración y permanecía más en la Dimensiones Superiores. Así que de esta forma siempre había una “separación” entre la manifestación material del cuerpo humano y de la conciencia y la realidad espiritual.

Ahora, sin embargo, con el cambio vibratorio que el planeta está experimentando, que apropiadamente es llamado “Ascensión”, la Tierra y sus habitantes tienen la oportunidad de “ascender” de la conciencia de Tercera Dimensión hacia las Dimensiones Superiores. Cuando la conciencia asciende más, el mundo superior se acerca más, hasta que ya no hay una “separación” sino una secuencia continua que es llamada “Conciencia Multi- Dimensional”.

 

En este estado, el ser humano es capaz de acceder tanto a los reinos materiales y espirituales con facilidad. Ya no se requiere más la necesidad de meditación intensa, dado que el acceso a los reinos del espíritu es inmediato y evidente. La gente en estado Multi-Dimensional tiene acceso a su presencia angelical o estado Angelical, y se reconocen a si mismos como seres Espirituales o Ángeles que tienen también un cuerpo humano que son capaces de funcionar en el plano material como seres físicos.

En este punto, el Ser Superior y el Ser Inferior puede decirse que se han mezclado, y que el Ser Humano es ahora un Ángel Humano.

Los Ángeles humanos son constantemente conscientes de ellos mismos como Angelicales, Poderosos y Creativos. Ellos no tienen tiempo para cosas como el miedo y los dramas donde hay víctimas. Su tiempo es gastado mejor en la creación de un tipo de realidad en la cual ellos se sientan felices y contentos.

Muchos niños Índigo y Cristal ya están casi en este punto de conciencia, sino completamente dentro de él. Al igual que muchos de los adultos Índigo-Cristal quienes han hecho la transición a este estado. Son estos nuevos seres quienes serán capaces de reclamar su herencia humana y angelical, quienes crearán esta Nueva Tierra.

Es importante establecer, en este punto, que es imperativo que quienes hicieron la transición dentro de la conciencia de sus yo’s angelicales, que sean también concientes de lo importante que eso es para los humanos y que permanezcan bien anclados en los planos o dimensiones materiales. El punto total de la transición es traer el “Cielo” a la “Tierra”, y no desvanecerse en algún estado de un infundado paraíso.

Para los Ángeles Humanos hay trabajo que hacer. La creación una Nueva Tierra que traerá el Cielo a la Tierra. Y dado que el “cielo” no es tanto así como un estado de conciencia, estos Ángeles Humanos deben trabajar para traer los estados superiores de conciencia al plano de la Tierra. Una vez que sea logrado, entonces habrá nacido una cultura planetaria que respetará a todos los seres como manifestación de la Esencia Divina. Y esta cultura reflejará que el respeto es la paz, la armonía y la creatividad.

La Naturaleza de la Multi-Dimensionalidad

 

Hasta muy recientemente, todos los humanos en la Tierra habían nacido como seres de Tercera Dimensión. Eso significa que ellos estaban completamente en el plano o reino material, y su conciencia estaba “encerrada “en la Tercera Dimensión. Ellos funcionan en los primeros tres chakras, el material, el emocional y el mental. Donde había espiritualidad, era usualmente visto como algo externo o algo fuera del funcionamiento normal diario.

 

El ser de Tercera Dimensión es consciente de sí mismo como un individuo separado y único. No hay sentido real de la unidad o unicidad de la conciencia que es un factor de conciencia superior dimensional. Debido a su sentido de separación, los humanos han construido una sociedad que tiene muy poca conciencia de la interconexión de los seres y acciones. Y debido a esa carencia de conciencia, los humanos han creado un planeta de tristeza y sufrimiento, donde los individuos no ven la necesidad de ser responsables de sus pensamientos, sentimientos y acciones. El temor de no sobrevivir en el nivel individual, debido a la carencia de recursos, ha conducido a la ambición y desequilibrios que necesitan ser atendidos en orden de crear un hogar en el planeta para todos los humanos.

Los Niños Índigo llegaron con la llave para la Multi-Dimensionalidad. Ellos han nacido dentro de cuerpos de la Tercera Dimensión, pero su conciencia estaba efectivamente en la Cuarta Dimensión y eran capaces de avanzar dentro de la Quinta. Cuando esta “ola” de conciencia Índigo llegó al planeta a principios de los 1970´s, el sendero fue abierto para todos los humanos y para el planeta mismo para avanzar a la Cuarta Dimensión.

En el nivel de Cuarta Dimensión de Conciencia, los humanos se vuelven concientes de la Ley Universal del Uno conocido también de otra manera como “Conciencia de Unidad”. Esta Ley establece que todos somos Uno, que todos estamos conectados y que cualquier cosa que afecta a uno nos afecta a todos nosotros. Los Niños Índigo portan este conocimiento en su conciencia, y los lleva a ser guerreros para muchas causas que curarán a Tierra y detendrán a los humanos de seguir destruyendo y contaminando su medio ambiente y causando daño a otros humanos.

La Ley de Uno también promueve el entendimiento en los seres Índigos que todos nosotros somos iguales, y que ninguno es más grande que otro. Esta conciencia grupal y percepción grupal son el sendero al futuro de los humanos. Aprenderemos a funcionar co-operativamente y para el bienestar de todos si es que vamos a crear la Nueva Tierra que todos deseamos.

 

Los Índigos respetan los talentos y habilidades de cada individuo, pero estos talentos no hacen a ninguno mayor que ningún otro. El papel del ego y la auto-importancia no tiene un lugar real en la vida de un Índigo.

Cuando la percepción de un Índigo se abre a la Quinta Dimensión, se vuelve conciente de sí mismo como un Creador. La percepción de Quinta Dimensión ama crear. Todos los sistemas de pensamiento y los sistemas económicos en la Tierra el la actualidad son creaciones de Formas de Pensamiento de Quinta Dimensión que mantenemos en su lugar por nuestro apoyo continuo de estas formas de pensamiento. Ellos forman una rejilla de Quinta Dimensión alrededor de la Tierra. La mayoría de los seres dimensionalmente inferiores son completamente inconscientes que sus pensamientos y comportamiento está siendo controlado desde este nivel.

Cuando la conciencia Índigo se abre a este nivel, hay con frecuencia un rechazo de todos los sistemas de creencias y hay una conciencia de libertad para crear nuevas y alternativas formas de pensar y ser. La persona Índigo toma acepta la misión planetaria de crear y traer nuevas maneras de pensar y ser para el planeta Tierra. Pero en este nivel la conciencia todavía tiene que ver con las dualidades de “bueno” o “malo”, que determinan que tipo de sistema de mejor para la Tierra. El siguiente paso en la conciencia es moverse más allá de la dualidad y entrar a un reino donde todo parece ser parte del más grande bienestar y para el bienestar de la gran totalidad.

Este estado avanzado es conocido como Conciencia de Sexta Dimensión, y es el reino del Niño Crístico (Cristal) o Niño Mágico. Todos los niños Cristal han nacido en este nivel de conciencia. Ellos tienen acceso inmediato a los aspectos mágicos y espirituales de quienes ellos son y ellos son capaces de combinar imaginación y creación en formas fantásticas y alegres. Si ellos fueran dejados a sus propios dispositivos, ellos inmediatamente crearían un planeta mágico. Pero, ellos todavía tienen que tratar grandemente con la conciencia de la Tercera Dimensión, y ellos luchan con los patrones y comportamientos que ellos encuentran aquí.

Cuando la conciencia de un Índigo adulto hace el cambio al estado o percepción Cristal, ellos entran en esta conciencia de la Sexta Dimensión y se planta la Conciencia Crística. Ellos renacen, en conciencia, como un Niño Crístico o Mágico. Con esto llega una percepción de la alegría de la vida, y del papel de espíritu a través de los seres humanos en este planeta. Entonces toda la vida es vista como mágica y bienaventurada, y toda la vida es dirigida y avanza por medio del trabajo del espíritu. En este punto, el ser entiende el principio de rendirse al flujo de la inmensa ola evolutiva, mientras que aún ejercitan el derecho de ser creadores en el ámbito individual.

 

La conciencia Crística, cuando ha madurado suficiente en este nivel, puede entonces moverse dentro del nivel de la Séptima Dimensión, donde la percepción se abre a la naturaleza de las misiones espirituales del ser. Un adulto Cristal o Crístico en este nivel esta listo para participar en una misión planetaria como portador de conciencia dimensional superior a otros. El trabajo puede involucrar enseñanzas o curaciones a una gran escala, o puede simplemente ser portador de la energía en el campo su campo áurico para que otros puedan acceder las vibraciones superiores en su propio sendero de ascensión.

 

El Niño y Adulto Cristal en ese momento portan el potencial para abrirse plenamente al Noveno nivel o Conciencia Crística Total. Esto incorpora el nivel Octavo, o nivel arquetípico, donde el ser tiene control total sobre la historia de su vida en la Tierra, y el Noveno nivel, donde el ser asume responsabilidad plena para la mayordomía del planeta.

El potencial entonces existe para que el ser continúe en su jornada al Décimo nivel, donde el ser accede sus responsabilidades del Sistema Solar; el Décimo Primer nivel, donde el nivel Galáctico de conciencia es accedido y finalmente el Décimo Segundo nivel, donde el Rayo Dorado de la Conciencia Universal estrena al ser como un Ser Universal Pleno. El nivel Décimo Tercero representa al Maestro, quien entra dentro de Misterio Divino como una chispa plenamente conciente de la Esencia Creativa Divina.

Un Salto Evolutivo

Como puede ser visto de la anterior discusión, la aventura Índigo-Cristal representa un enorme salto evolutivo para la especie humana. Esto es inicialmente un enorme salto en la conciencia, reflejado en los colores del aura y el acceso a las capas multidimensionales de conciencia en un individuo.

Pero, lo que se manifiesta en los cuerpos sutiles o espirituales debe eventualmente hacerse presente en el cuerpo del plano físico o terrestre de cada individuo. Y Eventualmente, en el cuerpo físico del mismo Planeta. Los niños y adultos Índigo y Cristal son una parte integral y dinámica del salto evolutivo dentro de un nuevo y Dorado futuro.

Niveles superiores de conciencia, percepción de la interconexión de todas las cosas y un deseo de por una vida creativa y calificada pronto se volverán las características de todos los humanos en el planeta Tierra.

 

 

 

 

 

9

 

Vengo del Sol - Flavio Cabobianco

 

 

 

Flavio Cabobianco

 

A los ocho años agrego: "Cuando escribí 'Vengo del Sol', era muy chico y conocía pocas palabras. Quiero aclarar que no se trata del Sol físico, sino del Sol espiritual. Antes de llegar a la Tierra estuve en esa fuente de luz para poder ingresar en el plano físico.

No sólo yo vengo del Sol. Todos los niños que nacen ahora, y también todos los grandes que se están transformando, tienen abierta la conexión con la luz."

 

PRÓLOGO

Nuevos niños están naciendo. Son humanos diferentes, aunque no lo parezcan. Yo soy sólo uno de ellos, uno de los primeros. La humanidad está cambiando. La conexión con lo espiritual está más abierta. Todos los niños pueden ahora mantenerse unidos a su esencia.

Los bebés lloran porque es muy difícil este planeta. Un bebé trata de expresarse vía telepática, pero no le funciona porque todo aquí es muy denso. Ve todo, lo malo y lo bueno, lo falso y lo verdadero. En otros planetas uno ve lo que quiere. Ver es una manera de decir, ya que no hay ojos físicos, uno se focaliza en lo que le interesa y se puede cerrar cuando quiere. El recién nacido está asustado, encerrado en la realidad física.

Extraña la unidad esencial de donde viene, entonces se adhiere rápidamente a las personas que lo cuidan. Traspasa a los padres el lugar del Ser Supremo. Los padres, si creen sólo en lo material, lo involucran cada vez más en lo físico. Al enseñarle a hablar, limitan su pensamiento. Los niños al crecer, van perdiendo la conexión con su origen.

Para ayudar a los chicos hay que ayudar a los grandes. Si los padres están abiertos, van a cuidarlos sin imponerles sus propias ideas, su visión del mundo. Lo principal es darles espacio, darles tiempo, dejarlos pensar, dejarlos que hablen. Es importante hablarles de Dios, de lo espiritual pero sin insistir en que se tiene la Verdad.

El cerebro humano es como una computadora, pero la computadora tiene una memoria limitada, reflejo del cerebro físico. En cambio la mente es el reflejo de la Mente Divina que es infinita.

Los humanos aprenden a usar un solo punto de vista, el cotidiano que sirve para lo físico y para vivir en sociedad. Los niños, al jugar practican esta realidad. Seguir abierto es mantener otros puntos de vista. Por ejemplo, el punto de vista Exterior es "ver" desde fuera de la Tierra y, más aún, desde fuera de la parte manifestada del Universo. El punto de vista Central es "ver" desde el Núcleo, esencia energética de Dios. El punto de vista Interior es "mirar" desde dentro del núcleo interno del propio ser, y ver el núcleo de otros seres.

A los niños se les hace practicar sólo el punto de vista Cotidiano. Entonces limitan el uso de sus ondas mentales y aprenden a focalizarse en el plano físico. Es como usar apenas una partecita de una computadora. Una vez que están programados de esta manera, es difícil que se abran, pueden confundirse. Hay que tener mucha paciencia para reabrir la conexión espiritual.

La mayor parte de los seres humanos viven toda su vida olvidados de la totalidad. La unidad superior la mantienen cuando son bebés y a veces la recuperan poco antes de morir. Buscan la felicidad externa porque pierden la interna. Sufren por los deseos y también por la adicción a otros seres humanos.

Un niño nuevo sabe que es parte de la Totalidad. Si se le quiere enseñar la idea de "mío" se confunde, cree que todo es de él. Hay que dejarlo compartir. Hay un solo YO para la Totalidad, aunque el YO individual es de una variedad infinita.

 

EL ÁNGEL DEL OLVIDO

Papá — Hay un antiguo mito que dice que todos los niños, antes de nacer, están en contacto con las

verdades de Dios. Pero en el momento de nacer un ángel les da un beso en los labios y les sella la boca. Es el ángel del olvido. Por eso los hombres tienen que aprenderlo todo; no recuerdan nada.

Flavio — Sí, es así. Pero yo ya estaba avisado, y cuando vino el ángel me esquivé, y apenas me tocó. Por eso me acuerdo. Es muy triste olvidarse.

Ahora cada vez más niños van a traer el recuerdo de Dios. Pero lo más difícil no es recordar sino ponerlo en palabras.

 

Flavio, 5 años

RECUERDOS

Tengo más recuerdos de antes de nacer que de mis primeros tres años de vida. Antes de nacer veo todo,

tengo todas las perspectivas. Mi vista no tiene límites, porque no tengo ojos físicos. Por primera vez estoy cerca de un planeta tan denso. Me fui preparando, pasando por otros planetas donde podía ensayar lo físico.

Era como aprender a escribir en el aire, sin usar el lápiz. Pero esto es muy distinto, muy raro; voy a tener un cuerpo material. Traigo algunos datos básicos para poder estar acá: sí y no, tiempo y espacio. Este es un mundo de opuestos.

Recuerdo cientos de bolas luminosas, todo lo viviente es una bola de luz. Veo algunas que me pueden ayudar a vivir en este planeta tan duro. Veo dos posibles madres: una con el ego fuerte y otra con el ego más suave pero justo. Esta última está acompañada por otra bola de luz que brilla mucho; ahora puedo decir que con el color verde y violeta. Ellos me atraen porque están unidos por el amor. Serán mis padres. Sé que tengo que ir. Empiezo a sentirme cada vez más atraído hacia ellos. Aparece un túnel luminoso; alrededor hay oscuridad. Cuando entro me siento muy apretado, muy encerrado.

Para mí, nacer en este mundo, es como morir para los humanos: es pasar a un plano difícil y desconocido. Cuando entro en mi madre empieza el proceso físico de mi vida. Me voy a su mente, porque es la parte más sutil que encuentro; desde ahí, dirijo la evolución de mi cuerpo.

 

Al nacer sigo prendido a la mente de mi madre, aunque mi cuerpo ya está sobre la tierra. Creo que por eso no me acuerdo de nada personal hasta los tres años: seguía muy unido a ella. Después mi mamá me contó que toda esa época veía el mundo raro, y claro, eso le pasaba porque yo trataba de entender al mundo a través de su mente.

Una noche mis padres fueron al cine a ver una película. (The wall). Yo la vi con ellos. Había una parte, con dibujitos animados muy terribles, y otra parte muy triste sobre un nene que no tenía papá. Ahí me di cuenta que yo dependía demasiado de mi mamá. Sabía que había llegado el momento de salir a enfrentarme al mundo. Mi hermano ya tenía seis años y tenía que unirme a él; podía ayudarme. Es un alma muy buena, muy vieja en este planeta, tiene energía del planeta Marte y vino a experimentar el color rojo. El y yo somos un equipo de almas. Marcos nació primero para abrirme camino con su fuerza.

Mi primer recuerdo propio es al otro día de ver la película. Me veo corriendo a la cama de mi mamá para abrazarla muy fuerte. Me dolía la cabeza y no me podía olvidar de los dibujitos y de la música; me puse a cantarla. Cuando les conté a mis padres lo que había visto a la noche se asombraron mucho. No entendían nada y yo no les podía explicar todavía. Era muy chico, tenía más imágenes y sonidos que palabras. Marcos les dijo que yo, mientras dormía, me había salido del cuerpo para ir con ellos al cine. A mí me retó y me dijo que no tenía que hacer más esas cosas.

Cuando empecé a tener mente propia esta realidad me era muy difícil. Me costaba mucho manejarme con el cuerpo y sobre todo, comer. Comer es una manera muy indirecta de tomar la energía que se necesita, y no podía acostumbrarme. De día estaba cansado; de noche viajaba por otros planetas. Mi trabajo, mientras dormía, era ser "informador". Transmitía a seres de otros mundos, con ondas telepáticas, cómo es la Tierra.

Todo les parecía muy raro.

Sabía que tenía que estar aquí, pero me resultaba muy difícil y me sentía muy sólo. Mi hermano seguía creciendo y se empezaba a cerrar un poco.

A los cinco años conocí a una señora brasileña, que trabajaba enseñando cosas espirituales. Fue un encuentro importante porque ella tenía mi misma misión. Me contó que cuando era chica también le costaba mucho estar encarnada, y me explicó que tenía que tomar una decisión. Me dijo que mi cuerpo era el instrumento para cumplir mi tarea en la Tierra, que tenía que aprender a manejarlo y alimentarlo con energía tomada del plano físico. Eran cosas que yo ya sabía, pero me hizo bien escucharla.

Después me fui encontrando con otras personas que también vinieron a hacer el mismo trabajo.

 

Nuestra misión es ayudar en este cambio. La Tierra está empezando a ser menos física, más espiritual. Algunos dicen que me voy a cerrar a lo espiritual cuando sea más grande, pero yo no lo creo. Sé que no puedo olvidar nada que esté en mi esencia.

Flavio, 9 años

 

TE PRESENTO A MI FAMILIA

HABLA MI PAPÁ

El nacimiento de Marcos me colmó con una experiencia de plenitud. Pensé que la llegada de mi segundo hijo no iba a traer nada nuevo, salvo la alegría de ser nuevamente padre. A los pocos meses del nacimiento de Flavio, aparece en Marcos una clara y personal conexión con lo espiritual. Hasta ese momento, aunque de origen católico, yo no tenía ninguna práctica devocional. Era un intelectual, inmerso en la tradición científica occidental, agnóstico en lo religioso.

Cuando mi hijo mayor empieza a hablar de lo que sabe, sufro un fuerte impacto emocional e intelectual.

Advierto con nitidez que los conceptos que trasmite con su lenguaje aún muy infantil constituyen una visión exocéntrica y suprafísica de la realidad. Lo escucho tratando de no interferir, aceptando sin criticar, preguntando sin insistir. Los diálogos se vuelven libres y espontáneos. En diversas situaciones Marcos capta secuencias completas de pensamientos o imágenes de mi propia mente o de la mente de la madre. Sin embargo, esta capacidad telepática es lo menos asombroso. Marcos trae ideas propias y una gran fuerza interior para transmitirlas y defenderlas. Además parece tener una intensa conexión con dimensiones más sutiles. Relata con naturalidad sus "viajes nocturnos" durante el sueño y su vínculo con seres angélicos, no visibles con ojos físicos. Todo esto me obliga a una profunda revisión de mis referentes teóricos. Las dudas o temores sobre su equilibrio mental se alivianan porque es un niño, aunque algo tímido, alegre y adaptable.

Hasta ese momentos Marcos demandaba nuestra atención, mientras Flavio crecía sereno y apacible.

A los tres años Flavio comienza también a "hablar". Los dos niños traen las mismas concepciones básicas.

En muchas ocasiones, escuchamos cómo Marcos le informa a Flavio sobre las características y reglas de juego de este mundo. Flavio admira y respeta a su hermano, pero muy pronto sostiene animadas discusiones por algunas pequeñas diferencias en sus ideas "metafísicas".

Ambos tenían la absoluta certeza, la total convicción de ser partes de una totalidad: "Dios es todo y todo lo que existe son partecitas salidas de Dios".

A medida que crecen se revelan con personalidades diferentes pero complementarias.

Marcos, más intuitivo, con una gran capacidad de adaptación al medio, tiene además una exquisita inocencia para aceptar con amor, lo que es. Sabe ver el lado risueño de la vida y lo expresa plenamente con su risa.

Cuando Marcos ríe irradia amor. Disfruta escribiendo, dibujando, inventando juegos. Es capaz en lo intelectual y hábil en lo corporal.

Flavio, más teórico, tiene una extraordinaria simplicidad para expresar lo esencial de una verdad interior.

Impacta poderosamente con la fuerza que le da su conexión con esa verdad. Los velos caen ante la sencillez de sus palabras. Insiste y necesita elaborar teorías cada vez más precisas y exhaustivas de su visión espiritual.

Se revela como un niño tímido y sensible, de salud algo delicada, muy dependiente del clima afectivo que lo rodea.

Poco a poco comprendo que los dos niños tienen un núcleo de sabiduría interior en común, pero funciones muy diferentes. Sin duda, es Flavio el portavoz. Su misión, como él lo dice, es transmitir información sobre la realidad espiritual. Trae un don adicional, el don de la oportunidad. Siempre percibe con exactitud, sin equivocarse, cuándo, dónde y con quién puede expresarse con plena libertad.

Educar a mis hijos, y a la vez aprender de ellos es una experiencia difícil pero apasionante. Mis concepciones sobre la realidad han sufrido una verdadera revolución. Sigo creciendo con ellos. Sin embargo, a pesar de su luz interior, me necesitan para orientarlos en el plano concreto y cotidiano, o como ellos dicen, en su experiencia con lo "denso". La formación de la personalidad de cada uno requiere criterios diferentes, firmeza y límites justos.

Este libro es un testimonio fiel de algunos de los múltiples momentos vividos con ellos. Compartirlos, creo que puede ser de utilidad para el tránsito que estamos haciendo hacia nuevas formas de lo humano.

Estoy seguro que muchos niños son como Marcos y Flavio, sólo esperando la oportunidad de una actitud abierta para poder expresarlo, para poder no obturar su conexión con la luz.

Omar Néstor

 

HABLA MI MAMÁ

Creo que mis hijos vinieron a través de mí simplemente porque yo logré recordar. Ahora sé. Todos los niños saben, pero al crecer olvidan lo esencial.

A los nueve años, yo vivía en un pueblito al borde de la selva. Faltaba muy poco para ser transplantada a Buenos Aires. Iba a dejar ese lugar tan amado, donde había nacido y crecido, rodeada de luz y naturaleza, para vivir en una enorme ciudad de cemento. Estaba enojada y triste, pero nada podía hacer. Los mayores decidían.

Era la hora de la siesta. Una hora mágica. Estaba jugando sola en el fondo de la casa. Entonces sucedió: el tiempo pareció detenerse. Todo quedó en suspenso. Dejé de sentir el calor de la siesta, el susurro del monte.

Me sentí mirada. Alguien estaba detrás de mí, observándome, observando a esa niña que era yo. Pero de pronto fui también yo la que observaba, una mujer, mirando con amor y nostalgia a la niña que había sido.

Fue el primer contacto intenso, pero fugaz, con la totalidad de mi vida. Esa mujer era madre de dos niños y tenía un compañero al lado. Estaba volviendo a ese lugar, tendiendo un puente de amor y comprensión a través del tiempo, recordándole a la niña que todo era parte de su destino.

Fue el esplendor de ser y saber, estar entera, en conexión con la totalidad de mí misma. Al volver a mis nueve años, el dolor de la partida se había disuelto. Me sentía aliviada y protegida. Sabía que irme de mi lugar de origen era parte del orden de mi vida.

Ese día hice un solemne compromiso conmigo misma: me prometí no olvidar. Recordar para siempre,

aunque olvidara. Recordar que se podía recordar.

Años después, ya adolescente, me encuentro con un hombre. Apenas lo veo lo reconozco. Es el hombre que acompañaba a la mujer que yo sería en el futuro, el padre de los niños que vendrían. Yo sé pero él no sabe.

Sufro un duro golpe. Es raro que los demás recuerden el futuro. Pero una convicción me tranquiliza. El tiempo tiene que desplegarse y ya llegará el tiempo del encuentro.

Seguimos rumbos diferentes y pasan más de cinco años hasta que volvemos a encontrarnos. Esta vez, la relación comienza. O; mejor dicho, recomienza. La confianza mutua es sorprendente. Nos parece conocernos desde hace ya mucho tiempo. Nuestra relación toma la forma de una amistad profunda y comprometida, pero ninguno de los dos se declara enamorado.

Dudamos bastante antes de vivir en pareja. Confiamos plenamente el uno en el otro, sentimos y sabemos que de una u otra manera, estaremos siempre juntos. Esta certeza es mutua y nos ayuda a sortear dificultades.

Al empezar la convivencia surgen los típicos planteos de rivalidad y celos. Somos muy jóvenes. Cada uno pretende afirmar su identidad. Nos enfrentamos con el dilema arquetípico de todo vínculo: el equilibrio entre libertad e intimidad. Los dos queremos seguir creciendo en lo individual y a la vez seguir juntos. Acordamos un pacto de unión en libertad, basado en una confianza total.

Nos resulta difícil, pero logramos mantener una relación intensa y fluida, poco estructurada.

Otra experiencia límite, esta vez compartida, intensifica nuestra conexión. Estamos pasando un fin de

semana otoñal en una isla. Hace frío y encendemos un brasero. Antes de dormir, lo retiramos de la habitación, pero quedan gases tóxicos.

De pronto soy pura conciencia, una especie de condensación de energía que flota por encima de los árboles. Estoy de nuevo entera, completa, como en mi experiencia de los nueve años. Abajo percibo mi cuerpo inerme, y a mi compañero intentando reanimarlo. Estoy unida a mi parte física por un cordón de niebla. Una vibración, un sonido, tironea de mi ser hacia mi cuerpo. El me llama, grita mi nombre mientras me sacude, pero no quiero volver. Estoy libre y fuera del tiempo. Me resisto a meterme en ese guante apretado que es mi cuerpo.

Entonces otra vez tengo una visión fulgurante y condensada de la totalidad de la vida que me resta por vivir.

Me doy cuenta que me falta desplegar parte de mi experiencia vital, no sería correcto interrumpirla. Vuelvo.

Casi inmediatamente olvido todo lo que sabía, pero me queda una clara certeza: mi vida tiene un sentido y ese sentido trasciende la muerte. Este episodio nos reúne, esta vez, con mucha más fuerza.

Seguimos creciendo, con menos conflictos. Hace ya más de diez años que vivimos juntos. Sentimos ganas de tener un hijo. Nuestra relación es más sólida y nos sentimos preparados para ser padres.

Gracias a mis "recuerdos del futuro", ya sé que tendré un varón, aún antes de gestarlo. Además, siento su presencia. Tengo un buen embarazo y un parto normal. Cuando nace, me impactan sus ojos. Es un bebé lindo y sano, pero yo lo siento "raro". Tiene una mirada extraña, insondable. Atribuyo estas impresiones a mis inseguridades de madre primeriza. Me voy acostumbrando a él, y dos años más tarde, siento otro niño cerca.

Es otro varón. Hubiera preferido esperar, pero el nuevo ser ya andaba rondando.

Me embarazo. Vivo intensamente el momento de la concepción. Siento una explosión de luz cuando el ser de ese niño entra en mí. Todo el embarazo es un período de expansión y plenitud. Sin embargo, me cuesta reconocerme a mí misma. Viejos hábitos se modifican. No puedo comer carne ni oler café. Estoy muy sensible a las "ondas" de los lugares y a las vibraciones de las personas.

El padre de Flavio y yo nos mantenemos muy unidos. Decidimos que el parto sea asunto nuestro. Y es realmente la experiencia más transmutadora de mi vida.

Al llegar las primeras contracciones me siento atravesada por olas de energía. Descubro que al alinearme con la corriente de la vida, el dolor se convierte en placer, la contracción en expansión, el miedo en alegría.

Mi compañero me sostiene y me transmite su fuerza. Todo el trabajo de parto es casi una ceremonia. El, yo y el niño por nacer formamos parte de un mismo circuito. Con el último pujo, con la última ola de dolor-placer, soy

arrastrada a una extraña experiencia. Mi cuerpo es una breve envoltura atravesada por sucesivos e interminables nacimientos y muertes. El tiempo adquiere una cualidad vertiginosa, nazco y muero reiteradamente. Se interpolan retazos de otras vidas, otras muertes, otros modos de ser.

En ese momento, de nuevo sé todo, comprendo todo. Soy, somos condensaciones del proceso de la vida. La muerte es un nacimiento y el nacimiento es una muerte.

Al rozar el cuerpecito caliente y pegajoso de mi hijo, vuelvo a ingresar a estas coordenadas de espaciotiempo.

Estoy de nuevo aquí, y él también está aquí. Nos miramos. Sus ojos no me asombran, tiene la misma mirada extraña, insondable, de mi otro hijo.

Ahora sé: son de la misma raza, de la nueva raza.

Alba

 

HABLA MI HERMANO

Desde que nació mi hermano Flavio supe que teníamos una misión que cumplir. Mi trabajo fue explicarle las leyes de este mundo. El me hacía preguntas insólitas, por ejemplo, por qué los humanos no podían volar como en sus sueños. Yo le respondía divertido y con paciencia. A veces lo retaba cuando se salía del cuerpo para estar cerca de mamá. El es menos denso que yo, pero fue aprendiendo a conectarse más con lo físico.

Con él puedo percibir los mismos seres y compartir nuestras experiencias con ellos. Nos divertimos mucho con juegos que inventamos. Son largas historias con múltiples personajes que viven en dimensiones y tiempos diferentes, corren aventuras, marcadas por el que las cuenta. Uno de nosotros es el protagonista y el otro hace de destino. Hay ciertas reglas que respetar y hay que mantener la coherencia.

Yo siento que la vida es un gran juego, y este juego nuestro lo refleja.

Marcos, 11 años

 

HABLA AMA

Para alguien que escribe, una vivencia fuerte puede transformarse fácilmente en sencilla para un próximo libro.

Un día de agosto de 1989, Alba y Néstor me invitaron a su casa y así pude conocer a una familia muy cálida en donde las energías fluyen libremente. Me relacioné con Marcos y Flavio con facilidad y ellos parecían confirmar todas mis teorías e inquietudes acerca de los niños de hoy, de la Nueva Era, del Tercer Milenio... o lo que uno quiera llamarlo.

Cuando Flavio explicó su esquema del Universo tuve la sensación de estar viviendo un día fuera del tiempo, uno de aquellos que se dan solamente muy de vez en cuando.

Allí mismo me surgió la idea de un libro que contuviera y trasmitiera esa realidad. ¡Esto tiene que saberse!

pensé, y el deseo de compartir esa maravillosa verdad con muchas personas hizo que me pusiera nuevamente a trabajar.

Alba me facilitó las anotaciones que había hecho a través de los años con respecto a las vivencias especiales con sus hijos. Empezaron a aparecer dibujos y bocetos, papelitos y libritos y mi carpeta se fue llenando con el material para que yo escribiera "mi" libro que se perfilaba extraordinario. Tuvimos inolvidables charlas con Marcos y Flavio y significativos encuentros con Alba y Néstor que redondearon mi propuesta. Yo

podía visualizar claramente cómo afectaría a los padres y demás personas relacionadas directamente con los niños. Me sentía valioso instrumento.

¡Y de repente se produjo el momento de la verdad! Comprendí que ya no era necesario que yo escribiese aquél libro porque el libro ya estaba escrito y su autor era Flavio.

Simplemente cabía dejar hablar a este hermoso material que tenía entre manos que por sí solo expresaba espontánea y claramente todo lo que yo quería decir y mucho más aún. Después siguieron surgiendo ideas, comentarios, se formaron los capítulos y aparecieron los títulos. Fue una fascinante aventura en equipo y para Navidad del '89 teníamos un pre-libro en la mano. Lo llevé a Europa donde fue recibido con gran entusiasmo, tal es así que las traducciones al alemán, italiano y francés, ya están listas.

Flavio ha crecido y se expresa cada vez con mayor claridad y firmeza. El entusiasmo por "su" libro nos llevó a más ampliaciones y redefiniciones. Pero un día hubo que decir: ¡basta! y confiar en un editor inspirado y comprometido que le diera la forma definitiva.

En "Vengo del Sol" recorremos un mundo amplio y magno, lleno de un amor más allá de nuestra percepción diaria.

Con gratitud y admiración observamos a estos niños desplegar sus alas poderosas mientras juegan alegremente a "ser terrícolas".

 

PASEANDO POR EL MUNDO DE LAS IDEAS

LA VIDA ES UN TRUCO

Flavio — No me agarres el pie! Déjame a mí. (Intenta ponerse la media solo). ¿Sabías que el pie no soy yo?

Es mi pie, pero yo no soy mi pie, yo no soy mi cuerpo. Tampoco soy mi cabeza. Yo soy más que mi cuerpo.

Mamá — ¿Qué querés decir con eso?

Flavio — Quiero decir que ésta no es la verdadera realidad. Esta vida es un truco.

Mamá — ¿Cómo un truco?

Flavio — Un truco, un truco como la magia de mentira de la fiesta de cumpleaños. Lo que estamos viviendo es un truco. Porque sólo existe el alma, que está con Dios.

Flavio, 3 años

 

LA REALIDAD

Flavio — Descubrí que la realidad es verdad.

Mamá — ¿Por qué?

Flavio — Porque existe Dios. Si Dios no existiera, no existiría la realidad, porque la realidad se apoya sobre Dios. Dios sostiene la realidad, ¿ves? Así: (pone una mano con la palma hacia arriba y apoya la otra). Toda la realidad viene de Dios.

Flavio, 4 años

 

LA AGENDA

Flavio — ¿Para qué es este cuaderno? Está lleno de letras y de números.

Mamá — Es mi agenda de este año. Me sirve para anotar cada día lo que tengo que hacer. Esto es el calendario de este año. Hoy es 7 de marzo de 1986, es el cumpleaños de tu abuela. ¿Ves? Anoté:

cumpleaños, para no olvidarme. Al principio de la agenda está el calendario de este año. Después tengo una página para cada día, para anotar lo que tengo que hacer.

Flavio — ¡Ah! ¡Ya entiendo! Así es la vida dentro del tiempo y del espacio. Sólo que los humanos únicamente se acuerdan de la vida que están viviendo. Y la vida sigue... Cuando doy vuelta una hoja esta vida se termina, y

me voy a otra vida. ¿Sabías que hay muchos tipos de vida? Así como en tu agenda hay diferentes formas, números, letras... la vida humana es sólo una de las formas de la Vida. Y la Vida es Dios.

Flavio, 5 años

 

LA VIDA ES TRASPASANTE

Frente al fuego del hogar, hablando con mi mamá.

Flavio — Desde que hablé con Aída, tengo más hambre. Ya sé que para cumplir mi misión tengo que comer y crecer; necesito mi cuerpo. Así que solté al perrito que estaba encerrado en mi panza, a mi parte animal. Yo estaba demasiado concentrado en mi mente, me olvidaba del cuerpo, y mi cuerpo, mi parte animal, tiene mucha hambre. Ahora aprendí a desconcentrar la mente, no estar tanto metido en la cabeza, a dispersarla por

todo el cuerpo. La mente está en la cabeza, pero también está en el cuerpo. El cuerpo se mueve porque la mente le da órdenes. Estoy empezando a formar mi yo. El "yo" sirve para meter al alma en el cuerpo. Pero uno no es ni la mente ni el cuerpo. Uno es la vida, y la vida es todo, es la mente y el cuerpo, está adentro y afuera. La vida es todo y está en todas partes. La vida es traspasante, lo traspasa todo, como los rayos, como

la luz.

¿Ves el fuego? El fuego también vive, de otra manera que nosotros, otra clase de vida. Las plantas también tienen vida y mente, una mente diferente a la nuestra, saben que tienen que permanecer adheridas a la Tierra, y crecer. Están también adheridas al Sol. Son muy concentradas y espirituales; tienen un cuerpo muy finito, apenas te acercás y ya te sienten. Las plantas se alimentan directamente de la tierra, no como nosotros que

nos alimentamos de las cosas que se alimentan de la tierra. Las flores necesitan de los humanos y los humanos necesitan de las flores. Ellas curan nuestros sentimientos y hasta algunas heridas físicas. Comer flores sería lo mejor para los humanos, porque las flores tienen una larga evolución.

Las hormigas también tienen una vida diferente: están conectadas entre sí; forman parte de una sola mente.

El hormiguero es una sola mente que tiene un cuerpo disperso en cada hormiga.

La mente humana es propia, es solitaria. Los humanos creen que la mente está en el cerebro, y que la vida está en el cuerpo. Pero la vida traspasa el cuerpo y la mente, todos somos parte de la Vida. La vida viene de la estrella de cada uno, y la estrella viene de Dios.

Flavio, 5 años

 

RAYUELA

Flavio — Estuvimos jugando a la rayuela. Lo que más me gusta es eso del cielo y la tierra. Imaginate, mamá, si la cosa fuera así: uno nace y muere, nace y muere, nace y muere.

Mamá — ¿Te gustaría que existieran otras vidas?

Flavio — ¡Sí, me gustaría! Me parece que existen otras vidas, pero en otra forma, en otros planetas. Cada vida es un planeta. ¿Qué escribís? Esto no lo escribas.

Mamá (tomando nota del diálogo) — ¿Por qué?

Flavio — Porque esto no lo puedo captar con claridad. Lo que pasa es que a mí me gustaría, por eso no puedo estar seguro. No estoy ni seguro ni no seguro. Estoy en el medio.

Mamá — Estás inseguro.

Flavio — ¡Eso! ¡Estoy inseguro! Las ganas no me dejan captar con claridad.

Mamá — ¿Cómo haces para captar estas cosas?

Flavio — Yo capto instantáneamente. Todos tenemos ondas mentales, pero no todos las usan. Porque para

usar las ondas mentales no hay que usar la mente. Es como con la computadora. Hay que ponerle "stop" a la mente. Cuando estás despierto, siempre tenés que usar aunque sea un poquito de mente para manejar el cuerpo. Las ondas mentales pueden ser de distinta frecuencia, pero para tener más potencia necesito pasar por mi estrella. Si estoy despierto lo más lejos que puedo llegar con mis ondas mentales es a mi estrella.

También puedo ir a todas partes dentro de este planeta. Pero para atravesar otros mundos es mejor estar dormido.

Mamá — ¿Y cómo hacés eso?

Flavio — Es fácil. Para eso tengo que parar los sueños. Borrás todo el sueño, pero seguís dormido.

Entonces ponés al máximo las ondas mentales, podés atravesar todo este mundo e ir pasando de un mundo

a otro. En cada mundo las vidas son distintas. Pero esto no lo puedo hacer muy seguido porque me canso

mucho. Para tener la potencia máxima tengo que pasar por mi estrella.

Mamá — ¿Y qué es tu estrella?

Flavio — Cada uno tiene una estrella. Mi estrella es toda mi energía mía. Mi estrella es dorada.

El dorado es el color normal de la energía. También se puede cambiar el color de la estrella. El amor es rojo, es fuerza, es calor. El verde es el color que da más fuerza, cuando te falta energía. ¿Estás escribiendo los colores? No escribas eso, porque los colores los pone la mente, porque vos viajás con la mente. Al pasar por mi estrella yo aumento la potencia de mis ondas mentales y puedo atravesar este mundo y otros mundos más fácil y más rápidamente.

En realidad, lo que me parece más cierto de todo es que uno puede tener dos tipos de vida. Vidas como las humanas, de distinta forma según el planeta, y vidas mentales. La vida mental es ser como una navecita, como una cosita que vuela, podés ver todo, lo visible y lo invisible, podés captar todo. Pero lo más importante es que captás siempre lo verdadero. No te puede pasar lo que a mí me pasa ahora de no estar seguro de algunas

cosas. (Con expresión de nostalgia) ¿Sabés, mamá? Todo lo que captás es verdadero y podés pasar de un mundo a otro, atravesar todos los mundos sin pasar por tu estrella. ¡Porque vos sos tu estrella!

 

Flavio, 5 años

 

TIEMPO Y DESTINO

Entre muchos destinos se forma el único destino. El destino de la humanidad.

Dios no tiene tiempo. Está fuera del tiempo. Todo lo que está dentro del tiempo empieza y termina.

El tiempo sirve para que un ser nazca, crezca y muera, para que haga todo ese proceso.

Dios es y no es un proceso, es lo que hace el proceso de la vida.

 

LOS MILAGROS

Flavio — Papá, siempre me acuerdo del chiste que me contaste en el auto.

Papá — ¿Qué chiste?

Flavio — El chiste del hombre que está en una inundación, sobre el techo de su casa. El agua sube y viene un bote a buscarlo. El dice: — No gracias; no me voy. Dios me va a ayudar.

El agua sigue subiendo. Viene una lancha de la policía y le dice:

— Venga, hombre, se va a ahogar. El contesta: — No, gracias, no me voy. Dios me va a ayudar. Por último, ya el agua llega al techo, y viene un helicóptero. El tampoco quiere irse; piensa: — Dios me va a ayudar.

Entonces el agua lo tapa y se muere. El alma sale del cuerpo, y cuando se encuentra con Dios le pregunta: —

¿Por qué no me ayudaste? Dios le contesta: — ¡Claro que te ayudé! ¡Te mandé un bote, una lancha y un helicóptero! ¿Sabes que estuve pensando en ese chiste?

Papá — ¿Qué estuviste pensando?

Flavio — Ese chiste es muy útil para entender una cosa de los humanos. A veces esperan milagros, esperan que Dios cambie las leyes físicas para mostrar su poder. Ese hombre era un tonto; no sabía que Dios siempre responde, pero si estás en el plano físico, te manda ayuda física, sólo la tenés que saber ver. Cuando una persona siente a Dios no necesita que Dios haga milagros.

Flavio, 6 años

 

INFORMADOR

Mamá — ¡Cuidado! ¡Casi te caés! ¡Qué trabajo me da cuidarte!

Flavio — Bueno, suerte que me agarraste... Pero este es tu trabajo acá en la Tierra, cuidarme. Vos me cuidás y yo tengo que cuidar a miles de almas.

Mamá (con cierta ironía) — ¡Así que sos una personita muy importante! Me parece que sos un poco vanidoso...

Flavio (con naturalidad) — No me entendés. En el plano físico, a uno le toca cuidar algunas personas. Vos, por ejemplo, me cuidás a mí, a mi hermano... estamos a tu cargo. Yo, como soy un niño, sólo tengo que cuidar a mi gata... Pero en el plano espiritual todos ayudamos a la evolución de muchos seres y a la vez hay seres que nos ayudan a nosotros. Yo, justamente, no tengo demasiadas almas a cargo, vos, seguramente que tenés más que yo. ¿Sabés por qué?

Mamá — No te entiendo muy bien.

Flavio — Vos sos una "cuidadora", yo soy un "informador". Mi función es informar aquí en la Tierra sobre el

plano espiritual, y cuando duermo, mi trabajo es informar a los otros mundos cómo es la vida aquí en la Tierra.

Para informar aquí necesito palabras, hablar, explicarme y que me entiendan. En otros mundos es más fácil.

Trasmito con ondas telepáticas, y los que quieren, captan. Claro que les parece increíble que exista un mundo como éste. Es muy raro.

Mamá — ¿Por qué es tan raro? A mí no me parece.

Flavio — A vos no te parece raro porque estás adaptada desde hace muchas vidas. Sos vieja en la Tierra,

por eso sos mi cuidadora, me podés enseñar cómo vivir aquí.

No te imaginás lo difícil que es explicar a otros seres, algunas cosas. Por ejemplo, para tomar energía los humanos introducen en su cuerpo físico cadáveres de otras formas de vida, usando unos instrumentos (cubiertos). Primero las preparan, cocinan. Todo esto es para extraer apenas un poquitito de energía. Lo que les sobra lo sacan del cuerpo (hacen caca). La energía del Sol la toman más directamente pero no les llega muy bien porque usan ropa. En los demás planetas la extracción de energía es más directa, se absorbe de la Fuente.

Otro tema: la forma de comunicarse. Como es un planeta tan denso no funciona bien la telepatía, la transmisión directa por ondas mentales. Por eso existe la mentira. La comunicación se hace con sonidos que salen del cuerpo por un agujero (la boca). El aire mueve las cuerdas vocales y salen las vibraciones que representan a las cosas. Encima, en distintos lugares se hacen sonidos diferentes para decir lo mismo. ¡Es muy complicado!

Además existe la gravedad, que es el peso que te tira; estás como aplastado, y no se puede volar. Sólo se puede volar en sueños o con las ondas de pensamiento.

Flavio, 6 años

 

SOLO DE DIOS

(De las notas de mi papá.)

Al atardecer paseo con Flavio junto al mar.

Papá — ¿Qué te pasa Flavio, que te veo triste? Flavio — Me siento solo.

Papá — No estás solo; estás conmigo, estás con mamá, con tu hermano, y todos te queremos mucho.

¿Extrañás la casa de Buenos Aires?

Flavio se detiene, me mira con los ojos llenos de lágrimas, y dice entre sollozos:

— No entendés. Nadie entiende. No me siento solo de humanos; me siento solo de Dios; no se puede comparar. A esta hora, cuando el Sol se va y todavía no se ven las estrellas ni la Luna, extraño a Dios.

Flavio parece más pequeñito aún frente a la inmensidad del mar, en la playa desierta. Trato de consolarlo abrazándolo, pero siento que sólo su cuerpo está ahí. Se abandona a mis brazos pero está muy lejos. Hasta que con un profundo suspiro, se seca las lágrimas y regresa. Me dice: Papá, volvamos a casa.

Flavio, 6 años

 

LA MUERTE Y LA NADA

Hay palabras que sólo existen en este planeta tan físico, como la palabra nada y la palabra muerte.

La palabra nada sola, no puede existir; puede existir nada de algo, pero nada de nada no tiene sentido porque siempre existe Dios. Nunca algo de Dios puede rendirse o no existir.

Es imposible la nada y también, nada es imposible.

Si a un ser más espiritual, a un ángel por ejemplo, le decís que algunos humanos creen en la nada, no lo pueden entender; se dan cuenta que esos humanos son muy ignorantes.

Algunas personas creen que con la muerte se acaba todo. Es cierto que cuando el humano se muere se acaba el cuerpo físico, pero no se muere todo el humano, el alma se va con Dios. Se puede tener un poco de miedo porque es un cambio muy grande, dejar de ser físico, pero es como terminar la escuela, y después seguir aprendiendo, ir a otro grado, o ir a una escuela diferente.

O sea, la muerte, como final de la vida, no existe; la vida sigue, de otra manera, seguimos siendo parte de la vida que viene de Dios y que vuelve a Dios.

Flavio, 6 años

 

LA VERDAD

Estoy rodeado de libros, preparando una conferencia, muy abstraído. Se acerca Flavio. Me dice:

Flavio — ¿Qué estás haciendo?

Papá — Estoy estudiando..., preparando una charla.

Flavio — ¿Por qué tantos libros?

Papá — Para ver lo que se ha escrito sobre el tema, y plantear lo que yo pienso.

Flavio — Esas son las verdades de los otros. Vos tenés que mirar dentro tuyo y decir tu verdad.

Papá — Para mí no es tan fácil. Yo he llegado a mi propia verdad leyendo bastante.

Flavio — Claro, a vos Dios te trasmite la verdad a través de los libros. Yo no necesito leer libros. Tengo una conexión directa. Yo siento la verdad.

Papá — A veces pienso que mis propias ideas pueden influirte y no quiero hacer eso.

Flavio — No, eso no me puede pasar. Los seres humanos tienen ideas, se agarran de las ideas, como yo de este almohadón. (Toma un almohadón y lo aprieta contra él.) A veces cambian sus ideas por otras, que les más o les parecen más interesantes. Yo no puedo cambiar mis ideas, porque estoy así. Las ideas están en mi base, son mi base, forman parte de mí. (Pone el almohadón en el suelo y se para sobre él.) Por eso no

podés influirme. Pero me podés ayudar mucho si me enseñás palabras, que me ayuden a explicar lo que ya sé.

Papá — ¿Cómo puede ser que vos ya vengas sabiendo conceptos que a mí me costó años descubrir y comprender?

Flavio — El amor ayuda. Ustedes vinieron a través del amor de sus padres, que se querían bastante. Pero el amor de mamá y de vos era todavía más grande, porque era menos personal, por eso yo pude mantener abierta la conexión.

Flavio, 6 años

 

VIDA Y APRENDIZAJE

Patricia3 — Flavio, ¿por qué somos tan diferentes y nos tocan cosas tan distintas?

Flavio — No todos pensamos igual ni todos queremos lo mismo, pero eso nos hace tener una vida original.

Hay que vivirla con alegría; siempre hay más y más; hay otra vida para estrenar y hay más momentos para aprender.

En cada vida aprendemos un poco más cada día, y nos llevamos las experiencias constructivas, y a veces deseos y cosas malas.

En realidad, la vida es una gran escuela: algunos recién empiezan, otros repiten, se va avanzando en los niveles de aprendizaje hasta que uno llega a profesor. Entonces es un profesional de la eternidad y tiene la misión de bajar y ayudar a los alumnos a que lleguen al mismo nivel. Enseñarles que todos somos partes de Dios y que la vida nos pule hasta llegar a la perfección.

Flavio, 7 años

 

ALMA Y VOLUNTAD

Patricia, está ensimismada y en silencio.

Flavio se acerca, la observa y le pega un golpecito en la mano con un lápiz.

Patricia (sobresaltada) — ¿Qué hacés?

Flavio — ¿Qué sentís?

Patricia — Qué sé yo. Me fastidia. Si no fueras vos me enojaría mucho. Sos un chico muy raro, parece que adivinaras lo que me pasa.

Flavio — Te pregunté qué sentís y no qué pensás, porque vos pensás demasiado. Tenés que dejarte vivir y esperar la respuesta. Pensás y pensás. Creés que cavando con una pala vas a llegar más rápido a los cimientos. Escarbando con el dedo igual vas a llegar. No uses tanto tu voluntad personal, no revuelvas tanto dentro de tu cabeza.

Hay que dejarse empujar por el alma.

Flavio, 7 años

 

EL ALMA Y LA MÁSCARA

Flavio — Tengo que buscar una definición diferente de la palabra "amigo". Estamos haciendo un diccionario personal.

Mamá — Hace poco leí una linda definición: "amigo es aquel a quien podemos decirle todo de nosotros mismos".

Flavio — Es linda, pero a mí no me sirve, por lo menos para mis compañeros de escuela. Ya sabés que mi mejor amigo es Alejandro y sólo le muestro mi máscara, no sabe lo más importante de mí.

Mamá — ¿Qué es tu máscara?

Flavio — Mi máscara es mi personalidad. Soy Flavio, un niño de casi ocho años, bastante buen alumno, buen compañero, no tan bueno en deportes. Pero esto es sólo una partecita de lo que yo soy.

Mamá — ¿A mí me podés contar quién sos vos realmente?

Flavio — A vos te lo vengo contando desde que tengo tres años. Soy un alma que viene, como muchas otras, a ayudar en este momento del planeta. Ahora estoy en la Tierra, este planeta tan físico que está empezando su camino a lo espiritual. Para llegar a la Tierra tuve que pasar por el Sol para entrar en este sistema solar.

Después ensayé lo denso en planetas menos físicos que la Tierra. El Universo es el cuerpo físico de Dios y los humanos apenas conocemos una partecita.

Podemos decir que un alma nace como alma cuando se desprende del núcleo de esencia divina. Pasa por muchas maneras de ser, por diversas formas de existencia, y después vuelve al núcleo enriquecida por la experiencia. En este sentido, mi alma tiene mucha experiencia, pero tengo muy poca práctica en este mundo, tan difícil. Por eso necesito mucha ayuda.

Flavio, 7 años

 

LOS DESEOS

Todo llega, en la vida todo llega. Hoy se me cumplió un deseo. El más mínimo deseo, hasta el deseo más

profundo se puede llegar a cumplir.

Lo negativo no son los deseos, sino aferrarse a ellos, especialmente cuando uno se acerca a la muerte.

Es bueno morir sin deseos. Cuando uno tiene un deseo muy fuerte se lo lleva a la otra vida. Cuanto más particular es el deseo (por ejemplo cuando uno quiere vengarse de una persona), más fácil es llevarlo a cuestas a la próxima vida. Un deseo más general (por ejemplo el deseo de ser amado), es menos pesado,

porque te condiciona menos.

La mayoría de la gente no quiere morir, porque tiene miedo a la muerte. Este es un deseo general, es muy común y no es tan grave. Es como el miedo a un examen. Cuando uno da el examen se le pasa el miedo.

La última vida en el planeta Tierra, tiene que ser muy pura, estar muy libre de deseos.

Flavio, 7 años

 

ENEMIGO

Flavio — Hoy tuve una pelea en el colegio. Tengo un compañero muy peleador. Me pegó un empujón y tuve que enfrentarlo. Pero no le pegué, lo miré a los ojos y le dije con fuerza que no me molestara. No me gusta tener enemigos, ni quiero ganar en las peleas.

Papá — Por qué?

Flavio — Si querés ganar algo, eso tiene un precio. Aunque uno gane una pelea, el enemigo se le vuelve maestro.

Cuando venciste mal al enemigo, el ganar se te vuelve en contra.

Cuando uno logra algo positivo tiene que enfrentarse después con el lado negativo. Siempre hay que pasar por el lado opuesto, así se aprende.

Flavio, 7 años

 

ANTES DE DORMIR

Mamá — ¿Qué te pasa? ¿Estás cansado? Ya es hora de dormir...

Flavio — No, no estoy cansado, me sobra energía, pero estoy muy tenso. Ahora me doy cuenta de la diferencia que hay entre energía y tensión; es la misma que hay entre el agua y la bomba de agua. ¿Viste la bomba de agua que hay en el campo de tío Juan?

Mamá — Sí ¿Cuál es la diferencia?

Flavio — La energía es como el agua, la tensión es la bomba de agua. La energía atraviesa lo físico, estamos en un mar de energía. Con todo, la energía es apenas una partecita chiquita, como un microbio, del alma.

La tensión es la energía que se traba.

Para absorber energía en el plano sutil, hay que volver a la Fuente. Si estoy despierto me concentro, voy más allá del cuerpo, entro en la luz, y voy directo a la estrella.

Algunas personas creen que con lo físico se puede tocar lo espiritual. Pero no es así. Es como tratar de tocar una sombra. Pero con lo físico, a través de lo mental, se puede llegar a lo espiritual por concentración.

Lo más difícil no es dejar el cuerpo, sino dejar el yo. El yo es muy pesado.

Me parece que la forma más común que tienen los seres humanos de volver a la Fuente se da cuando están dormidos. Lo mejor es irse a dormir sin el peso de lo que pasó en el día. Antes de dormir hay que limpiar la mente.

Mamá — ¿Cómo se hace?

Flavio — Por ejemplo, el otro día, cuando no vinieron a buscarme a la escuela. Estuve un poco asustado

pero después se me ocurrió pedir permiso para llamar a casa. El problema es el sentimiento de miedo. Yo paralizo la imagen, la observo y la paso muchas veces. Después suelto. Así, el recuerdo del miedo, se me va yendo, lo paso de largo. Conservo lo bueno que hice, que es organizarme para llamar a mi casa.

Lo básico es dejar pasar lo que pasó, no esperar que me pase de nuevo. Así no me llevo el miedo encima, me lo saco de adentro. No hay que guardar nada negativo. Lo negativo alimenta la tensión y no deja que la energía siga su camino, que vuelva a la Fuente.

Flavio, 7 años.

 

ENCUENTROS

LA MISIÓN

(De las notas de mi mamá.)

A los seis años, Flavio estaba pasando un período difícil: se sentía muchas veces desanimado y triste, estaba inapetente y desvitalizado. Solía decir: "Me cuesta mucho vivir. Este mundo es muy difícil para mí". En ese momento nos visitó Aída, una psicóloga transpersonal de origen brasileño. Al encontrarse con Flavio establecieron una intensa conexión, a pesar de la diferencia de edad y de las dificultades idiomáticas. Aunque

el papá y yo estábamos presentes, quedamos al margen de una interacción muy especial que se estableció

entre los dos. Ella fue la primera persona que no le habló como si fuera un niño. Le contó las dificultades que también ella había tenido cuando era chica, para adaptarse al plano físico. Flavio se sintió comprendido y cerca de ella. Estaban conmovidos, con lágrimas en los ojos.

Este encuentro fue muy útil para Flavio. A partir de ese momento mejoró su estado anímico y mostró mayor interés en alimentarse mejor y conectarse más con la realidad cotidiana.

Cuando ella se fue, Flavio nos comentó, exultante:

— ¡Al fin encontré una persona parecida a mí! ¡Tiene mi misma misión! Yo me sentía muy solo en la Tierra.

Ahora sé que somos muchos y que nuestra misión es decir las cosas que sabemos hasta que todos las sepan y las sientan. Venimos para ayudar en el plano físico, porque otros seres ayudan desde otro plano.

Los humanos van a empezar a ser diferentes; los niños que vienen van a estar más abiertos a lo espiritual.

Mucha gente cree en Dios pero no lo siente. Otros no creen, porque no aceptan lo que dicen las religiones, pero sienten que son parte de la Vida, y la Vida viene de Dios. Cuando todos los seres humanos recuerden que son partes de Dios, este planeta va a dejar de ser como es ahora. Claro que no se sabe cuánto va a durar este cambio, porque depende de muchas cosas, pero no se puede evitar, porque ya empezó el movimiento que lleva a los humanos a ser menos físicos, y volver a lo espiritual.

El alma de los humanos da muchas vueltas a la Tierra, para practicar con la materia. Pero ahora empieza a practicar más lo espiritual.

También el alma puede ir a otros planetas y tener otras clases de vida, dar la vuelta por todo el Universo, y finalmente volver a ser parte de Dios.

 

EXTRAÑAR

Mamá — Estás triste. ¿En qué estás pensando?

Flavio (con nostalgia) — Extraño a mi Almín... A mi Almán... Extraño de donde vengo...

Mamá — ¿Qué son el Almín y el Almán?

Flavio — Son dos palabras que se me ocurrieron, me parece que no existen. El Almín es un conjunto de almas de la misma vibración. Son de polos diferentes y están juntas en una especie de "nido de almas". Están fuera del Universo conocido. Algunas se desprenden del Almín y empiezan un largo camino, entran al Universo, pasan por el Sol y al final llegan a la Tierra.

Me parece que Aída y yo somos del mismo Almín, por eso me entiendo con ella.

Mamá — ¿La extrañás?

Flavio — No, no la extraño. Porque los seres del mismo Almín estamos en conexión, aunque no estemos en el plano físico. Además no todos tienen cuerpo físico, pueden actuar en otras dimensiones.

Flavio, 6 años

 

CARTAS

Querida Aída: (Te escribe mi mamá.)

El libro me gustó mucho. ¡No puedo creer que en un libro escriban lo mismo que yo pienso!

El planeta Tierra es una escuela. Es una escuela muy difícil porque tiene mucha materia y poco espíritu. Los humanos venimos a aprender a manejar el cuerpo y las cosas que se tocan.

Pero hay muchas escuelas, en distintos planetas, para aprender cosas diferentes.

También hay planetas-casas, donde están las almas. A mí me parece que vengo del Sol; en el Sol hay puras almas. Después pasé por Saturno, que es menos físico que la Tierra. Ahora me parece que entendí mejor eso de la reencarnación. En este planeta es tan difícil tener un cuerpo que hay que salir y entrar muchas veces de los cuerpos para aprender a manejarlos.

Además es diferente ser hombre que ser mujer. Los hombres tienen más energía. Las mujeres, cuando tienen hijos, le dan su energía, y la energía se les vuelve transparente. Los hombres pierden menos energía, pero las mujeres aprenden algo importante: ¡cuando tienen hijos "practican" la muerte! Cuando el bebé sale de la panza es parecido a cuando el alma sale del cuerpo.

Algunas personas no saben esto y la muerte los pone tristes. Creen demasiado en que existe sólo lo físico.

Se olvidan que la vida viene de Dios ¡y nada de Dios se termina nunca! Aunque el planeta Tierra explotara va a ser todavía un pedazo de Dios.

Yo antes creía que Dios era todo el Universo, pero un día Dios me mostró el vacío y me dijo: "Yo también soy esto". El Universo, los otros universos y el vacío, nunca se terminan, porque Dios no tiene fin ni principio.

Para que las almas de los humanos no se pongan tristes, todos unidos tenemos que hablar de esto.

Desde que viniste a mi casa, Aída, ya sé que somos muchos los que tenemos la misma misión. Y me parece que ahora vienen muchas almas para ayudar a este planeta. Son gente "misionera". Cariños.

Flavio

Flavio, 6 años

 

MI HERMANO MARCOS

COMPAÑERO DE VIDA

Marcos es mi compañero de vida aquí en la Tierra y también lo fue en otros niveles.

Mi hermano y yo somos del mismo equipo de almas, pero de distinto polo. Vinimos juntos a cumplir una misión, a ayudar a los seres de la Tierra a tener más conexión con lo espiritual.

Tenemos funciones diferentes. Yo tengo que mostrar y explicar la existencia de la realidad espiritual, en mi hermano ayuda más con su irradiación. Mi hermano fue un puente que me ayudó a venir, y sigue siendo un puente entre la gente y yo.

Estamos aprendiendo a cooperar en este plano; a veces nos peleamos, pero también nos complementamos muy bien.

Flavio, 9 años

 

MENSAJES DE DIOS

Marcos — A veces, yo sé lo que pensás, pero más sé lo que sentís. Pero lo más importante son las cosas que sé de Dios. ¿Sabés, mamá? Cuando Dios me armó en el cielo, me dijo: "Te quedas con mi recuerdo; me quedo con tu sonrisa". Y yo me acuerdo de Dios; yo sé cómo es la casa de Dios. Yo sé que venimos de la casa de Dios y que después de la muerte volvemos a Dios. Dios le mandó unos papelitos a mi papá que dicen lo que tengo que hacer; le voy a pedir que me los busque y que me los lea. También me dijo: "Tenés un

hermanito y tenés que quererlo mucho". Y yo lo quiero, ¿verdad?

Mamá — Sí, claro.

Marcos — Tengo que querer mucho a todos, a los amigos y a toda la gente. Tengo que querer y curar. Me dijo otras cosas que me olvido; me acuerdo de noche cuando estoy dormido. Yo veo con los ojos cerrados. Veo a Dios, pero Dios no tiene cuerpo, no tiene boca, pero habla, está en todas las cosas, también está en la comida, y está en el aire. Dios está dentro de la gente, también está dentro de los ladrones aunque sean

malos. Son malos porque no saben que tienen a Dios adentro; no lo sienten. Y en los animales también está Dios. Hasta en los ratones. ¿Sabés que yo veo a los ángeles? Se paran frente a mi ventana; son de aire, flotan, tienen luz pero no tienen alas. Los ángeles están más cerca de Dios. Ahora no quiero hablar más de esto; hablemos más otro día.

Marcos, 3 años

 

LA CASA DE DIOS

(Mi madre relata)

Estoy bañando a Marcos. Insiste en quedarse "cinco minutos" más en el agua. Le explico que "cinco minutos" es un espacio de tiempo muy cortito, que pronto lo voy a sacar. Le cuento que cuando yo era tan chiquita como él, le decía a mi mamá que iba a jugar "sólo cinco minutos" a la casa de una amiguita. Me iba y tardaba mucho tiempo. No me daba cuenta que tenía sólo un ratito para jugar.

Al relatar este episodio, recuerdo que esta amiguita muere de una enfermedad renal poco después. Mis padres me dicen que se fue al cielo. Este fue mi primer contacto con la muerte. Naturalmente, no le comento nada de esto a mi hijo. Sin embargo, él me mira extrañado y me dice:

— Contame de tu amiguita. Ya sé que se murió. Volvió a la casa de Dios. Todos venimos de la casa de Dios.

¡Mamá, vos nunca me hablás de Dios!

Me siento impactada porque el niño, como ya sucedió otras veces, ha captado mis pensamientos.

Le pregunto:

— ¿Cómo sabés que se murió?

— Vos lo tenías en tu mente. Dios me dio oídos para oír lo que la gente siente. A vos, la muerte te pone triste. ¿No sabés que cuando uno se muere vuelve a Dios?

Marcos, 3 años

 

Conexión

(Recuerda mi mamá)

Estoy parada en el baño, arreglándome para salir. Marcos se asoma y pregunta:

Marcos - Mamá, ¿adónde vas? Quiero ir con vos.

Mamá - Voy a trabajar.

Marcos (indignado) - ¡Qué fácil es decir mentiras!

Lo miro extrañada, porque en realidad voy a salir con una amiga. Le planteo:

Mamá - ¿Cómo sabés que no voy a trabajar?

Marcos - Lo sé. Entro en tu mente como en un campo enemigo, y busco lo que quiero saber. Pero si te enojás, no lo voy a hacer más. ¿Está mal que haga esto?

Mamá - No, hijito; no está mal. Sólo que me asombra que sepas lo que pienso.

Marcos, 3 años

 

LOS ÁNGELES Y EL CORDERO

Papá — Marcos, quiero leer un rato. ¿Por que no vas a jugar y me dejas solo?

Marcos - No me voy porque estas enojado con vos, no conmigo.

Papá - (reconociendo sus sentimientos)— Bueno, es cierto, estoy un poco enojado, pero no tiene nada que ver con vos.

Marcos—Papá, enojarse no es bueno; es como tener un infierno adentro. Yo a veces tengo adentro un cielo y un infierno que se pelean. Pero yo no creo en el cielo y el infierno del que habla la abuela. ¿Sabés una cosa?

Yo anoche estaba enojado con mi hermanito, y no quería volar en sueños. Entonces vinieron los ángeles y me llevaron a volar con ellos, a estar cerca de Dios. Me llevaron a un lugar donde estaban todos reunidos. ¿Sabés

qué me decían? Que yo había matado a un cordero. Yo les decía que no era cierto. Pero me lo volvían a decir.

No me hacían nada, porque los ángeles no te hacen nada; no te castigan, sólo están. Después vino Dios y me

tocó, pero sin manos, porque Dios no tiene manos ni cuerpo. Yo tampoco estaba en mi cuerpo; después volví a

mi cama y me quedé más tranquilo. Yo sé que tengo que quererlo y cuidarlo a mi hermanito, pero a veces

tengo que quererlo y cuidarlo a mi hermanito, pero a veces tengo mucha rabia... Me parece que los ángeles me ayudan llevándome a Dios. La rabia es como el infierno, el cielo es sentir a Dios.

Marcos, 3 años

 

HABLANDO CON DIOS

Marcos — Mamá, si venís a mi cama de noche y no me encontrás, no te asustés. Después vuelvo.

Mamá — ¿Por qué no te voy a encontrar?

Marcos — Porque a veces me voy cuando me arrastra el sueño. Me voy con Dios; me voy como un cohete a las estrellas, y estoy con Dios. Pero es difícil explicarte, porque es un lugar que está más allá de las palabras.

Siento algo en el corazón, en el alma, pero no hay palabras.

Marcos, 3 años

 

SOBRE UN ÁNGEL

Marcos — Anoche vi un ángel. Flotaba frente a mi ventana. ¿Sabés que los ángeles tienen el pelo violeta, y todo violeta alrededor? No son como vos. Vos tenés el pelo amarillo, y detrás violeta. Como Flavio, igual.

Mamá — ¿Y papá?

Marcos - Papá tiene el pelo marrón y atrás amarillo. Pero los ángeles tienen todo violeta. Toda la gente tiene colores alrededor. Algunos colores son lindos y otros son tristes, según como esté la persona.

Marcos, 4 años

 

DIOS,, JESÚS,, LOS ÁNGELES

La abuela me estuvo hablando de Jesús. Ella dice que Jesús es Dios. No entiende que Dios es Todo. Jesús es un ser humano; claro que un ser humano diferente, porque tiene poder, poder para hacer el bien. El estuvo en la panza de la Virgen María. Los ángeles lo ayudaban.

A mí me parece que los ángeles también duermen, porque mi ángel no viene siempre que lo llamo. Los ángeles son transparentes como el aire, pero yo los puedo ver porque tienen una lucecita. No toda la gente ve a los ángeles. Dios está en todas partes, no necesita comer ni dormir, no tiene cuerpo. Dios te sostiene y te arma el cuerpo, y te pone el alma y el amor. Con el alma entra Dios en tu cuerpo, aunque no se puede explicar

cómo puede entrar Dios que es tan grande en el cuerpo. Cuando una persona es mala, el alma no está dentro del cuerpo, está al lado, porque el alma es siempre buena. El alma entra y sale por la boca. Cuando se sale para siempre uno se muere, respira por última vez, y se va rapidito con Dios.

Jesús hizo algo muy importante para los seres humanos. El tenía poder, podía salvarse, pero quiso morir porque tenía mucho amor.

Para vivir esta vida hay que tener alma y corazón, hay que tener Dios y amor. Porque si no, te morís un

poquito cada día.

Yo siempre me acuerdo de lo que me dijo Dios: curar, curar y no matar. También me dijo que tengo que querer a mi hermanito. Yo soy bastante nuevo, pero mi hermano es más nuevo todavía. Somos muy nuevos aquí en la Tierra, pero ya estuvimos juntos con los ángeles en el cielo. El cielo es el lugar en donde Dios está.

Dios no crece; no nace ni muere como nosotros. Tampoco los ángeles son como nosotros, no tienen alas ni pies, a veces juegan conmigo. Hacen círculos en el aire, círculos de luz. Tienen como un manto blanco brillante. Cuando estoy con ellos yo también puedo flotar, pero no necesitamos alas. Flotamos porque somos

de aire.

Marcos, 4 años

 

EL SOL Y LA LUNA

El hombre es fuego y la mujer es agua. El hombre es fuego. porque tiene fuerza, pero el agua puede apagar al fuego. El agua se puede atravesar; el fuego no. El fuego puede también derretir porque es más fuerte, quema.

El Sol y la Luna son como el hombre y la mujer. En el cielo están la Luna y el Sol. La energía del Sol es muy fuerte, como la del hombre. La Luna toma la luz del Sol, la transforma y de noche se la derrama a la gente.

Los seres humanos son hombres y mujeres, y necesitamos al Sol y a la Luna, una energía fuerte y una energía más suave.

Marcos, 4 años

 

VIAJANDO HASTA DIOS

Cuando yo era más chiquito, creía que para ir a Dios iba con cuerpo y todo. Ahora ya sé que voy flotando con el alma. También puedo estar con Dios cuando estoy despierto. Cierro los ojos, dibujo una puertita mágica, y me voy para arriba, al cielo, a las estrellas, hasta Dios. Estoy con Dios y hablo con Dios, pero Dios no dice nada con palabras. Para hacer esto, hay que aprender de los ángeles, ser liviano como el aire. Después el alma vuelve al cuerpo, y de muchas cosas me olvido, pero me acuerdo que tengo que ayudar y amar.

Marcos, 4 años

 

ENCUENTRO CON UN LAMA

El Lama tibetano Sherab, durante su primera visita a la Argentina, viene a nuestra casa y Marcos pide hablar con él para hacerle preguntas sobre Dios.

Marcos — Quiero saber cómo llegar vivo hasta Dios. Vivo, no muerto, porque cuando uno se muere ya sé que el alma va con Dios, y el cuerpo se queda en la Tierra.

Lama — Con una conducta correcta, con buenas acciones, portándote bien, podés llegar a Dios. También con la meditación, estando en silencio, mirando hacia adentro podés acercarte a Dios.

Marcos — Otra cosa que quiero saber es por qué Dios necesita del alma. Creo que el alma es muy buena y Dios la necesita para ser mas bueno todavía.

Lama — Dios no necesita del alma. Es el alma la que necesita de Dios.

Lama (a mis padres) — Vuestro hijo tiene una clara inquietud espiritual, en el Tibet hubiera sido considerado un "toulku", un alma madura y hubiera sido elegido para ser formado en un monasterio. Les aconsejo que no lo presionen con una educación formal, que traten dé escucharlo y de respetarlo, ya que él mismo les irá diciendo hacia donde debe orientarse.

Marcos, 5 años

 

EL LUGAR DE LUZ

Tuve un sueño muy lindo, muy raro. No parecía un sueño. Una jirafa me llevaba volando a un lugar mágico, donde los colores eran muy hermosos, llenos de luz. Me encontraba frente a una casa, con un jardín lleno de flores raras, que acá no existen. Tocaba el timbre y se abría una puerta muy grande; al entrar me desmayaba.

Me levantaba una amiguita; era muy linda, una luz violeta la rodeaba. Ella me pasaba un poco de energía, y después íbamos a otro lugar, volando, para cargarnos de más energía. La energía era luz. El lugar era mágico:

ahí estaban los abuelos y todos nosotros. Todos nos estábamos llenando de luz, y teníamos luz alrededor. Yo no quería irme nunca de ese lugar, ese lugar que siempre extraño. Pienso que en ese lugar estamos antes de nacer y después de morir; también podemos ir en sueños. Después hay que volver acá, pero yo creo que ésa es la verdadera realidad.

Marcos, 6 años

 

KARMA (cuento)

Me doy vuelta y me encuentro con otra luz. Esta es blanca, más potente y no es interés o curiosidad lo que me lleva hacia ella, sino una fuerza irresistible de atracción, que supera las simples leyes de gravedad. Es como ir por un túnel a gran velocidad. Poco a poco se va agrandando. Corro hacia ella. Corrección. Ya no siento mi cuerpo, soy como una parte de esa luz que va a unírsele. Miro hacia atrás. Al ver la luz naranja me invade una oleada de energía. Mis dudas se aclaran. Ahora veo mi casa. Puedo ver a través de las paredes.

Veo mi cuerpo tendido sobre la cama. Un médico se dirige a mi madre y le dice que ya no puede hacer nada, que morí mientras dormía a causa de un escape de gas. Mi madre llora, mi padre la consuela, pero él también llora. Yo quiero decirles que estoy bien. Nunca he estado mejor.

Miro al ascensor, es como un túnel que se dirige a mi cuerpo, pero el tercer tramo se halla bloqueado. El foso que separa mi casa es infranqueable. Además corro el riesgo de quedarme en esa franja.

Ahora recuerdo que un día antes de mi muerte hubo una explosión en mi estufa a gas. Vino un plomero gasista, pero no la arregló muy bien.

Recuerdo un rostro. Un rostro que en mi vida no hubiera significado nada.

Todo se junta como en un rompecabezas. Yo lo vi a ese hombre. El era un condenado a muerte. Condenado a morir en la cámara de gas. Cuando yo, que era juez, dicté sentencia, no estaba seguro de su culpabilidad.

Pero la presión del jurado era más de la que un hombre podía resistir.

Yo lo vi respirar, aspirar la última bocanada de oxígeno, luego aguantar la respiración hasta no poder más y aspirar la mortal bocanada de gas.

Tengo muy claro en la mente cómo cayó la pastilla al recipiente con ácido que la disolvió, formando el gas letal.

Para eso vinimos a la vida. Para aprender, para salir de esa ley de causa y efecto. No sólo en la muerte, para al fin y al cabo, a romperla alguna vez.

Marcos, 13 años.

 

CONVERSANDO EN FAMILIA

LOS MALOS,, LA VIDA,, EL TIEMPO

Flavio — La sangre es blanca, la de los malos es roja. Marcos — ¿De dónde sacaste esto? ¡Toda la sangre es roja!

Flavio — ¡Vos me dijiste, me dijiste que es roja la sangre de los malos que se matan...!

Marcos — No te pude decir eso, porque todos los hombres tienen la sangre roja. Además los malos, después que se mueren dejan de ser malos, porque Dios les arranca la maldad. No se puede estar con Dios y ser malo.

Flavio — Claro, Dios está en los buenos y en los malos.

Marcos — Claro, porque todos somos partes de Dios, todo el Universo es Dios.

Flavio — La vida es Dios. Pero Dios está fuera del tiempo. Marcos — También está en el tiempo.

Flavio — Pero cuando nos morimos no hay más recuerdos... Porque no hay más tiempo.

Marcos — No hay más tiempo, ni malos ni buenos; hay sólo vida, que es Dios.

Marcos, 6 años - Flavio, 3 años

 

LA FORMA DE LAS COSAS

Marcos — Hay muchas clases de vida. Todo tiene vida, porque todo es naturaleza, y la naturaleza está llena de vida. Hasta la niebla es algo que vive, tiene algo que hacer. Aunque descienda de las nubes, siempre va a descender de Dios. Todo viene de Dios.

El auto, por ejemplo, está hecho de productos químicos, y esos productos químicos los sacaron de fósiles antiguos, sepultados bajo la Tierra por millones de años. El hombre no crea nada, sólo mezcla, todo es una mezcla de cosas sacadas de la naturaleza. Algunas mezclas son malas y peligrosas, son para la guerra; otras son buenas, para hacer cosas buenas.

Flavio (entusiasmado) — ¡Claro! Dios creó todas las cosas, todas las cosas son partecitas de Dios, hasta un fantasma... Las casas, los autos, la ropa... Todo sale de Dios.

Marcos (con fastidio) — ¡No seas tonto! ¡No entendés nada de lo que te explico! ¡Te estoy diciendo que esas cosas las hace el hombre, salen de las mezclas que hace con las cosas de la naturaleza! ¡Pero cómo vas a decir que una casa, un auto, una ropa lo va a hacer Dios!

Flavio (gritando) — ¡Parala! ¡Parala! ¡El tonto sos vos, porque Dios hizo la forma del ser humano y también hizo la forma de todas las cosas que existen! ¡No entendés! ¡Dios hizo las ideas de las cosas, y sin ideas no hay cosas!

Marcos, 7 años - Flavio, 4 años

 

Vengo del sol : pdf

 

 

 

 

10

El niño de tres años que recordó su vida pasada identificó a su asesino y la ubicación de su cuerpo ...

 

 

Siempre se ha considerado que los niños tienen una imaginación muy viva. Pero, ¿cómo podemos saber si nuestros niños están contando historias o si realmente son la reencarnación de alguien? Hay muchos casos que indican que los niños, de hecho, tienen la capacidad de recordar sus vidas pasadas. Y aunque muchas personas rechazan esta creencia, lo cierto es que los hechos demuestran que se trata de toda una realidad.

 

¿Pero qué ocurre si un niño reporta un incidente en particular que se puede probar? Por ejemplo, mediante los libros de historia, en los registros de guerra o incluso por los recuerdos de los miembros mayores de la familia.

 

 

 

 

Y este es el caso de un niño de 3 años de edad, que viva en la región de los Altos del Golán, cerca de la frontera de Siria e Israel, que según relató fue asesinado con un hacha en su vida anterior. Pero lo sorprendente no fueron sus palabras, fue capaz de mostrar a los ancianos de la aldea, el lugar exacto donde el asesino enterró su cuerpo. Después de una investigación al lugar indicado por el muchacho, descubrieron atónitos el esqueleto de un hombre allí, además del el arma homicida, un hacha.

 

La reencarnación de una víctima por asesinato.

 

En su libro, “Los niños que han vivido antes: La reencarnación en la actualidad”, el terapeuta alemán Trutz Hardo narra la historia de este chico, junto con otras historias de niños que parecen recordar sus vidas pasadas con una exactitud asombrosa. La historia de este niño fue presenciada por el Dr. Eli Lasch, quien es mejor conocido por el desarrollo del sistema médico en Gaza como parte de una operación del gobierno israelí en la década de 1960. El Doctor Lasch, que murió en 2009, le contó los acontecimientos asombrosos a Hardo.

 

El muchacho era de la etnia drusos, y en su cultura se acepta la existencia de la reencarnación como un hecho. Tan pronto como nace un niño, los ancianos buscan marcas de nacimiento, ya que están convencidos de que éstas provienen de heridas de muerte atribuidas a una vida pasada. Si dichas marcas se encuentran en un niño, los ancianos tratan de descubrir información de su vida pasada, y tan pronto como el niño es capaz de hablar intentan obtener los primeros indicios sobre las circunstancias de su antigua muerte.

 

Ellos son conscientes de que a menudo los niños pequeños confunden los acontecimientos pasados y presentes, así que tan pronto como el niño tiene tres años y es capaz de distinguir entre los acontecimientos del pasado y su vida actual, el niño es llevado al lugar que ha descrito y en el que afirma haber vivido en una vida pasada (siempre que el niño en cuestión mencionen tal lugar). Dado que se trata por lo general una circunstancia inusual, se forma una especie de tablero de nativo para la investigación, dirigido por varios respetados ancianos de la aldea.

 

Incluso con estos datos, la historia del pequeño de tres años llegó a sorprender a toda su comunidad. El pequeño nació con una gran mancha de nacimiento en la cabeza de color rojo. Cuando el niño tenía la edad suficiente para hablar, le dijo a su familia que había sido asesinado por un golpe en la cabeza hecha con un hacha, además de recordar el nombre que tuvo en su vida pasada. El chico decía ser la reencarnación de un hombre que había desaparecido cuatro años antes. También recordaba el nombre completo de su asesino.

 

Debido a la expectación creada por las declaraciones del muchacho, muchos curiosos se habían reunido para presenciar lo imposible. De repente, el muchacho se acercó a un hombre y le dijo: “¿No eres tú…?” El hombre respondió que sí. Entonces el muchacho dijo: “Yo solía ser su vecino. Tuvimos una pelea y me mató con un hacha”. El hombre se quedó sin habla y sin poder reaccionar pero él no admitió el asesinato.

 

Entonces el niño les dijo a los ancianos donde estaba enterrado el cuerpo. En ese mismo lugar, encontraron el esqueleto de un hombre con una herida en la cabeza que correspondía a la marca de nacimiento del niño. También encontraron el hacha, el arma homicida. Todo el mundo se quedó mirando el asesino quien finalmente admitió el crimen delante de todos. El Doctor Lasch, fue el único no-druso que estuvo presente a través de todo este increíble proceso.

 

 

 

11

 

Conversaciones con Dios - Pelicula completa - Neale Donald Walsh

 

http://www.search.ask.com/videos?apn_dtid=%5EBND406%5EYY%5EBE&d=406-539&shad=s_0043&atb=sysid%3D406%3Aappid%3D539%3Auid%3D1bc0d29a80b95779%3Auc2%3D346%3Atypekbn%3Dn12521%3Asrc%3Dcrb%3Ao%3DAPN10645&p2=%5EAG6%5EBND406%5EYY%5EBE&apn_ptnrs=%5EAG6&o=APN10645&apn_uid=7224330539444335&lang=nl&gct=ds&q=conversaciones+dios&tpr=10

 

 

La evolucion indigo (The indigo evolution) Completa

the film

 

http://www.youtube.com/watch?v=OLY952GUl2E

 

 

INDIGO

 

https://www.youtube.com/watch?v=uhjsnSib3Mk

 

 

Gregg Braden - La ciencia de los Milagros (sub esp)

 

https://www.youtube.com/watch?v=noPEV4zgj9M

 

 

Preguntas de los padres

 

http://books.google.be/books?id=HT_Xc2M2HyAC&pg=PA51&lpg=PA51&dq=significado+de+los+ni%C3%B1os+indigos+y+cristal&source=bl&ots=aWLZWW1zQd&sig=PX-AL1Vk2Qy8Ywa-BW4WWI4ejN0&hl=en&sa=X&ei=9F7NUtDVAsjLsgaX2YDADA&ved=0CJABEOgBMAk4Cg#v=onepage&q=significado%20de%20los%20ni%C3%B1os%20indigos%20y%20cristal&f=false

 

 

Secretos de los niños índigo ( 3’02”)

 

https://www.youtube.com/watch?v=lLAwM6QcBDg

 

 

Niños Índigo la Guerra Espiritual 1: Walk-ins por el Nuevo Orden (44’55” )

 

https://www.youtube.com/watch?v=4q8Wy2W0NjY

 

 

Que son los niños indigo, los niños cristal - Ariadna en Conociendo a los Angeles (9’53”)

 

https://www.youtube.com/watch?v=zlh7DpsD3gE

 

 

Boriska: El Niño de Marte. Subtítulos en español (1 / 5) ( 8’49”)

 

https://www.youtube.com/watch?v=a_ReiQMf8a8

 

 

Nostradamus Pelicula buena ( 1.53’54” )

 

https://www.youtube.com/watch?v=4Q3nvOtFUVI

 

 

 

Cita con los Dioses Shirley Maclaine 1 parte

https://www.youtube.com/watch?v=FN-jx1jkyfw

Cita con los Dioses Shirley Maclaine 2 parte

https://www.youtube.com/watch?v=bgwtOrcIUJw

 

 

12

Matias De Stefano - Ater Tumti

La herencia universal

 

https://www.youtube.com/watch?v=IrnKi8Tj7ek

 

http://expedientesesotericos.blogspot.be/2011/06/ater-tumti-la-herencia-universal-matias.html

 

Matías De Stéfano es un digno representante de las nuevas oleadas de niños y jóvenes que tienen activadas las capas del ADN. A través de ellas, cada uno viene con una misión para trabajar en la Nueva Tierra que estamos formando todos. Es un gusto poder escuchar de sus palabras, la información que yace dormida en nuestros propio ADN. El trabajo de Matías, es activarlo, de hacernos recordar de dónde vinimos y qué nos espera en el futuro. Matías con este video nos da una importante información sobre el plan olvidado de la humanidad.

Nos habla con una magistral sintesis, del comienzo, la nada, el surgir de la luz, el calor, el frio el tiempo, la densidad, las dimensiones, los espiritus, las almas, entidades, seres angelicos, angeles, demonios, extraterrestres, humanos etc...

Nos cuenta de forma sosegada y tranquila el proposito de la vida en la tierra, lo que la era de acuario nos depara y el proposito de los niños indigo.

 

Video Original tomado de dr.xandra en vimeo: http://www.vimeo.com/23364059

 

 

 

 

 

 

For more about

Matias De Stefano :

e la carta entregada

al Papa Francisco

scroll down

 

Los niños de cristal son muy deliberados y están dispuestos de compartir, en un lenguaje sencillo, a todos que quieran oírlo, cuál es su objetivo: es decir, devolver el amor incondicional a la humanidad y realizar paz universal.

Nosotros tenemos, siendo sus cuidadores, la responsabilidad de asistir en sus intenciones y de respetarlos por lo que son y por lo que vinieron a hacer aquí. Los niños de cristal llevan con ellos la memoria consciente,la memoria de una sabiduría, un conocimiento milenario y además, nos ofrecen esta sabiduría totalmente gratuito.

¿Qué vamos a hacer con esto?

¿Oímos sus mensajes y aplicamos esta “sabiduría milenaria” en nuestra vida actual, nuestro medio ambiente y nuestro mundo? …

¿O optamos por permanecer en la ignorancia después de cerrar una puerta tras otra dentro de nuestros niños?

Nuestros niños son nuestro futuro. Y, el futuro dentro de nuestros niños es capaz de llevarnos a un cambio grande por el bien de la humanidad - si solamente nos queremos escuchar lo que tienen que decirnos!

Por eso, respetamos y acariciamos nuestros niños; estamos abiertos a la posibilidad de que puedan saber más que nosotros.No impedimos las oportunidades de una realidad mas alto, sólo porque no conseguimos comprenderla.

En cambio, estamos abierto a los dones milagrosos de nuestros niños. A pesar de que son tan talentosos, son nuestros niños y finalmente, sus mensajes no contienen nada nuevo - son simplemente cosas maravillosas que la mayoría de nosotros hemos olvidado.

Además, si Jesus vendría a la tierra, seguro que lo reconoces? ¿O optan los fariseos de este tiempo esta vez también para crucificarle? Una segunda vez, entonces …

De todos modos, señor Antoine de Saint Exupéry: el principito está de vuelta … Y ahora, somos muchos! Es lo que quería decir.

 

14

13

 

 

CIENCIA de los Milagros

Gregg Braden (sub esp)

 

Ater Tumti es un material documental que resume las temáticas que nos incumben a los humanos, desde una mirada sintética y experiencial de los jóvenes. El trabajo realizado es un intento de generar conciencia desde lo visual e interactivo con el fin de crear un mejor entendimiento de las temáticas tratadas.

El Cielo en la Tierra es un Plan generado en la Antigüedad. Alrededor del 10.000 antes de Cristo, un Grupo de naciones dependientes de la famosa Civilización de Atlántida, decidieron cumplir con el trabajo que sus padres cívicos, los atlantes, no lograron generar en el mundo debido al odio que infundían entre otras culturas y por su arrogancia a la hora de comunicar y gobernar.

Es por esta razón que Matías ha llamado a su labor “honrar al Ater Tumti“, ya que de una u otra forma, todos estamos trayendo este plan al venir desde otros mundos y otras dimensiones, para trabajar en la iluminación de la Tierra.

Ater Tumti es el sentido de todo lo que hacemos en este mundo, desde lo cotidiano, lo espiritual, lo científico y social, lo urbanístico, lo político y económico, lo religioso, lo educacional, todo, absolutamente todo aquello que podemos observar desarrollarse en la historia, pertenerce a este Plan.

 

Reconozcámonos dentro de este Plan, nuestra pequeña o gran parte dentro de él, para saber más sobre el por qué de nuestra historia, de nuestro presente y de nuestro futuro, pero sobre todo, de nosotros mismos…

¡Los invito a Recordar!

Sobre el Autor y su Vida:

Mi nombre es Matías Gustavo De Stéfano. Nací en Agosto de 1987, en Venado Tuerto, Argentina.

Soy uno de esos tantos niños nuevos que han nacido para traer y anclar la nueva conciencia, soy uno de esos niños, adolescentes y adultos denominados comúnmente como raros, fracasados escolares, desertores sociales o “índigo”.

Soy uno de los tantos trabajadores, organizadores y guías de este comienzo de era, de esta transición que todos estamos viviendo. Y es por mi labor ante este cambio que he decidido realizar este espacio dentro de la Internet, en la que puedo expresar quién soy, quiénes somos, qué hacemos, y contar un poco sobre lo que yo he venido a hacer, cómo ha afectado a mi vida humana esta labor, con la intención de ayudar a aquellos que están en el camino de despertar sus potenciales, así como yo lo estoy haciendo.

Como mi labor es guiar a las almas que no están centradas aun en la Tierra, mis “Guías” y yo hemos determinado que cuanto haga yo sobre la tierra, debe estar relacionado con la Educación, y es por eso que decidí estudiar Psicopedagogía.

No obstante eso, mis estudios iniciados en la Universidad Nacional de Río Cuarto, Córdoba, Arg., durante el 2007, no pudieron ser concretados justamente por mi condición de índigo; no lograba adaptarme al sistema y me era intolerable la manera de su educación arcaica para las nuevas y futuras generaciones.

Hoy en día, me estoy dedicando a trabajar con las energías, preparando y ayudando a todos los humanos que pueda para enfrentase con la Nueva Era, organizando sus cuerpos físico, emocional y etérico desde el trabajo con su cuerpo energético.

En este espacio, espero poder plasmar todo aquello que a mí me ha representado desde pequeño, con la intención de mostrar que la vibración índigo y las tantas otras que están entrando en este mundo, estamos cada vez más presentes en la sociedad. Los invito a recorrer mis memorias, y a recordar las suyas, y así poder saber para qué estamos trabajando en esta vida en la que hemos decidido nacer.

Mi infancia fue llevada a cabo en un entorno en el cual nadie tenía relación alguna con las temáticas que representan toda mi vida. Mi familia católica no practicante o no creyente, tuvo que lidiar en cierta forma con mis problemas o realidades… Durante los primeros 7 años de vida, podía observar a los seres etéricos, los cuales casi todos los niños ven, y los adultos les llaman “Amigos imaginarios”. Estos amigos, eran seres elementales, hadas, gnomos, y también seres angelicales, que me ayudaban a comprender la realidad en la que me encontraba.

Hasta aproximadamente mis 12 años, compartí mi día a día con estos seres que me enseñaron a tratar a los demás como humano, a manejar mis emociones, mi sociabilización, y todo lo que me era difícil de conllevar.

A partir de esta fecha, estos seres desaparecieron, anunciándome que comenzaría un nuevo período en que recordaría todo lo que había hecho antes, y que debía escribir o dibujar todo eso, utilizando herramientas que me habían estado enseñando para no sufrir lo que estaba por venir. Fue así que en ese mismo año, una semana más tarde, comenzaron las visiones, recuerdos y terribles dolores de cabeza que no cesaron hasta mis 17 o 18 años. Dentro de este período, mis amigos siempre estuvieron apoyándome, aún así cuando tuvimos que mudarnos a España, donde terminaría mis estudios.

Estos dolores traían millones de emociones, recuerdos de vida, historia, ideas y momentos sueltos, gigantisismo… todo lo que llevó a que muchos creyeran que padecía de enfermedades mentales como la esquizofrenia.

Durante todos estos años, siempre tuve el incondicional apoyo de mi madre, que sin entender nada, aceptaba todo, y sentía que por algo estaba sucediendo todo esto. Esos fueron años difíciles, hasta que gente desconocida comenzó a aparecer y a dar indicios de lo que me sucedía. Fue así que mis ideas comenzaron a organizarse, a través de charlas y terapias energéticas, encontrando gente que comprendía y ansiaba oír lo que yo tenía para contar a través de mis memorias.

En ese entonces, mis guías me comunicaron que debía volver a Argentina, para comenzar mis estudios de Psicopedagogía y Pedagogía, ellos decían que era por ahí por donde encontraría la manera de comunicar lo que debía hacer, y que enseñando a aprender era como ayudaría a los demás. Por eso me dirigí a Rio Cuarto, para estudiar dicha carrera, la cual terminó un año después, cuando los tiempos se aceleraron.

Siguiendo el camino de la Pedagogía, comenzaron a aparecer personas que colaboraron en mi organización, dándole sentido a todo lo que sabía, dándole el sentido psicopedagógico a los recuerdos que tuve durante 6 años…

En estos tiempos, mi labor sería la de ayudar a entender, aprender y aprehender a las personas sobre los procesos generales del universo, la Galaxia y la Tierra, y de nosotros como Humanidad.

Y eso es lo que soy y hago en el Aquí y Ahora, un “Psicopedagogo de la Existencia”, ayudando a quienes lo necesiten a ordenar sus ideas sobre la Totalidad, preparándonos para los nuevos tiempos que llegan, y comprendiendo los Por qué que hace miles de años nos han confundido.

Gracias por compartir este descubrimiento dentro del plan de Ater Tumti…

 

 

 

 

 

15 La Carta entregada al Papa Francisco

http://arcealejandra.blogspot.be/2014/06/carta-al-papa-francisco-matias-de.html

 

 

Papa Francisco:

Desde diversas partes del mundo, varios peregrinos de la conciencia nos estamos uniendo bajo un mensaje de Unidad que tiene por objetivo plasmar el Cielo en la Tierra.

Desde mi infancia, comencé a recibir mensajes del Cielo y de la Naturaleza sobre un plan que los une en una evolución conjunta, al cual yo llamé el “Ater Tumti”: el Cielo en la Tierra.

Al crecer y compartir mis mensajes, muchas personas se sumaron a él pues todas en el interior compartíamos la misma verdad, a pesar de que cada uno la veía de un modo diferente.

La única Verdad, la Verdad Universal, aparece frente a nuestros ojos cuando sus mensajes son dichos y unidos por las personas que desde la neutralidad reconocen que la Divinidad está en todo, y que sus formas son sólo herramientas que elegimos para vivirla.

Nosotros comenzamos a integrar las formas, e iniciamos un viaje de Unidad llamado el Harwitum: el Camino del Norte al Sur, el cual pretende unir la red de la historia y culturas del mundo desde el espíritu, reconociendo nuestra relación directa con la tierra y el universo, y a través de su reconexión, permitir el descenso del cielo en la tierra.

Para lograrlo había que abrir las puertas del cielo. En nuestro cuerpo biológico la puerta del espíritu es la glándula Hipófisis, que conecta la divinidad a cada órgano movilizando las hormonas que nos hacen ser día a día quienes somos y quienes proyectamos ser.

La sociedad no es más que un reflejo del humano, y por esto, sus templos, pirámides, centros de culto, mezquitas, iglesias y catedrales, son las Hipófisis de la civilización, donde el espíritu da sentido a la realidad y la moviliza.

La Hipófisis es la Llave mediante la cual puede abrirse la puerta del Espíritu a nuestra vida y transformarla, desde el interior, desde lo orgánico y cívico, con lo cual los mensajes que durante el 2012 recibí, empezaron a hablarme de que sería el tiempo de girar la Gran Llave del Norte hacia el Sur, y que Francisco sería quien abriría el camino para lograrlo.

Desde aquel momento, he llevado conmigo la cruz Tau de San Francisco de Asís, quien también había reconocido a la naturaleza como vehículo de la divinidad, pero jamás hubiese pensado que el próximo Papa se llamaría Francisco y vendría del Sur.

Ahora sé que usted puede girar la llave, el Vaticano, para abrir las puertas del Cielo, girando el poder del norte hacia el sur, permitiendo así que los países del sur podamos comenzar a plasmar una civilización acorde al Divino.

*El por qué ir a Roma y qué significa girar la Llave

La Llave, hace referencia a la forma del Vaticano, a sus emblemas y al mandato de San Pedro, el portador de las llaves del Cielo. Esta llave estuvo siempre controlada por el norte, y todos sus secretos y mandatos yacen bajo ella, custodiando la Verdad hasta el momento en que los Cielos descendieran sobre la Tierra. Girar esta llave es permitir que todos los conceptos ocultos fluyan hacia el Sur, y los conceptos que el norte ha dominado, se puedan plasmar en la Nueva Tierra. Esto es un símbolo de cambio basado en la Sagrada Trinidad:

Los cristianos lo llaman Padre, Hijo y Espíritu Santo, pero antes la llaman Padre, Madre, Hijo. Aunque en la filosofía se conoce como Espíritu, Alma y Cuerpo, lo que la cultura conoce como Sonido, Luz y Forma, o la ciencia como Frecuencia, Energía y Materia.

Nuestro propósito es colaborar con la transformación de los conceptos girando su sentido hacia lo original, volviendo a los principios, para reconocer que la palabra, el sonido, la música, la frecuencia, es la clave para la transformación libre que nos ofrece el Amor Incondicional.

El Amor Incondicional, es un amor sin condiciones, libre, es por esto que para lograr que el espíritu se exprese en nuestras vidas, debemos expresar el amor desde la liberación de nuestros propios sistemas de creencias, liberando a los demás de sus creencias y de nuestras percepciones. Ser libres de nosotros mismos, y liberar así a los demás.

 

-El vaticano como hipófisis

Si nuestro mundo es una extensión biológica, nuestra sociedad lo es también, y los templos representan así, los centros de conexión de una ciudad con su espíritu. Por esto mismo, en nuestra cultura global, el vaticano es la Hipófisis de todas las hipófisis del mundo. Si un gran cambio de conciencia se genera desde allí en la apertura de la información, en el apoyo a la transformación del cuerpo social, en el replanteo de las bases, la esencia, dejando ir las formas y las ideas, todo el mundo comenzará a cambiar, a pesar de que muchas partes del cuerpo opongan su resistencia, lo cual no es más que un síntoma de su costumbre sedentaria.

 

-Cambio del sistema ideológico al biológico

Esto se refiere a que en el momento en que los humanos perdimos el contacto con lo divino, sintiéndonos perdidos en este mundo, olvidando nuestra propia divinidad, nos desconectamos de nuestra evolución biológica y divina en la tierra, creando ideologías que generaban sistemas paralelos al desarrollo armónico del paraíso realizado en este mundo, los cuales nos llevaron a los conflictos actuales, los cuales creamos nosotros mismos. Por esto, planteamos el hecho de volver a la aplicación biológica de la divinidad para poder ingresar nuevamente en el flujo evolutivo de este mundo.

 

-Tomar conciencia de un nuevo mundo.

Como en todas las culturas, tradiciones y religiones se dice: estamos a los pies de un gran cambio, de una nueva era que traerá una nueva humanidad. Sin embargo, esto sucede siempre, constantemente, debido a que la evolución es algo constante, por lo cual siempre nos sentiremos cerca del momento del cambio, pues somos siempre partícipes de la posibilidad de transformarlo todo. Hoy, la libertad que siente nuestro ser de poder pensar por sí mismo, nos lleva a uno de los tiempos de mayor flexibilidad para co-crear un sistema capaz de permitir la transformación que la evolución necesita. Éstos son los nuevos tiempos, de este entonces…

 

-Propósito de la Fundación Arsayian

La fundación que formamos en el año 2013 en Venado Tuerto, Argentina, tiene como fin colaborar en la transformación de nuestra sociedad hacia un mecanismo de evolución biológica que colabore en el desarrollo armónico del espíritu, el ser, el humano y la Tierra, basando sus principios en la sagrada trinidad mencionada. La intención es compartir actividades de concientización sobre una realidad diferente, generando actividades que colaboren en una mejor comprensión integrada de la vida en el mundo, aplicando y construyendo bases para sistemas aplicados a la educación, salud, economía y política, entre otras.

En las plazas suelo explicar que el sistema actual es a la Tierra lo que una enfermedad es para nuestro cuerpo: no es algo malo, es sólo la muestra de una inminente transformación que el cuerpo, el mundo, aclama ante algo que no ha podido ser integrado y trascendido.

Todo lo que podemos criticar, sea el sistema que sea, es sólo criticable por ser un reflejo de nuestras propias incapacidades. Es por ello que desde nuestro movimiento, no hemos venido a criticar ni juzgar, sino a unir fuerzas, honrar y agradecer para integrar y trascender la historia. Pero son los que crearon el sistema quienes sólo pueden verdaderamente cambiarlo, y lo harán sólo si están coherentemente en la Verdad y el Amor. No queremos cambiar porque lo que existe ya no nos gusta o es malo, sino que queremos cambiar todo porque Dios, desde su amor, nos entregó el don de la evolución, de la transformación, que es el mayor anhelo y regalo que hemos recibido y que nos ha hecho lo que hoy somos y nos permitirá ser lo que nuestro potencial nos tiene por entregar, sólo si nos entregamos al cambio también, unidos.

El Vaticano, su Iglesia, nuestra Iglesia, y la del mundo, ha creado un sistema de amor basado en el dolor y el sufrimiento, y que tímidamente hoy está cambiando a la alegría y aceptación, y confiamos que sus formas se abrirán, pues sólo quienes desde dentro crearon y confiaron en este sistema que se ha estancado, pueden desde su amor transformarlo.

La propuesta es que en algún momento, sin miedo, sino con amor, pudiese ser ofrecida la historia humana que yace bajo el Vaticano, archivos que esconden nuestra luz, y que sé que han guardado por nuestro propio bien, pero que en este nuevo tiempo necesitamos reconocer para saber quiénes somos, cerrar una historia en amor, y trascender a una nueva realidad reconociéndonos como lo que somos.

No hay mayor libertad y amor para el ser que reconocer su historia para comprender su presente y construir su futuro... y la Iglesia tiene en sus manos poder ofrecer semejante amor incondicional al mundo, mediante el reconocimiento de que todos somos hijos iguales ante Dios, y que su mayor anhelo es que podamos reconocerlo.

En sus manos pues, está la máxima ofrenda que los últimos 2000 años pudieran entregarle a las generaciones de los próximos 2000: girar la Llave, liberando el Cielo en la Tierra, el reconocimiento de nuestra divinidad, para la construcción de nuestra nueva verdad en Amor, en constante transformación.

Fue la evolución la que nos hizo ser lo que somos, y es transformándonos y reconociéndonos lo que nos hará ser lo divinos que estamos destinados a ser.

 

-“Lamek, poco cuidado has tenido…”

Un día antes de recibir el llamado de Monseñor Karcher, las voces del cielo me repetían una y otra vez esta frase… Lamek, poco cuidado has tenido…

Jamás leí la Biblia, y para ser sincero, sé muy poco de religiones, tal vez eso me hace amarlas a todas por igual, y confiar en los mensajes que recibo. No sabía quién era Lamek, así que busqué en internet. Tras mucha búsqueda, me quedé sorprendido en lo que descubrí. Lamek es probablemente, desde la visión de las creencias cristianas, uno de los personajes más importantes, y a la vez poco nombrados popularmente, que ha marcado nuestra historia actual.

Supongo que sabe a quién me refiero… No al padre de Noé, sino al Séptimo descendiente de Caín. “Siete veces siete mi nombre será vengado”. Lamek, pues, descendiente de la estirpe de Caín, fue uno de los grandes pecadores de la historia, primer bígamo, asesino, y bárbaro, quien tuvo el atrevimiento de condenar a su propia descendencia con tal de sostener el poder y el control, y quien se atrevió, según las escrituras, a decir: “Setenta veces siete mi nombre será vengado”.

Si tomamos esta historia con un origen de hace 26 mil años (momento del surgimiento de nuestra humanidad), y tomamos 77 años por generación, multiplicado por 70 por 7, nos da más 37.000 años de historia. Esto significa, que Lamek, castigó por su avaricia a toda nuestra historia.

Le comparto esta historia porque las bases de la Iglesia y de muchas creencias de Medio Oriente tienen su origen en las leyendas de Caín, Abel y Set, hijos de Adán y Eva, bases que han moldeado nuestras realidades, y razón por la cual concientizándolas, podremos integrarlas y salir de los errores del pasado, que no fueron más que experiencias no asimiladas.

Su enjuiciamiento, en cierta forma, muestra cómo una de las primeras humanidades, condenó a la decadencia, a la desconexión, a la pérdida de propósito y verdad, alejándonos del amor mediante el miedo y la confusión, la persecución y el juicio. Pero la historia puede ser sanada, lo cual no significa que lo logremos en esta vida, pero sí podemos comenzar hoy a liberar nuestra historia, a abrazar a Lamek, amarlo y entregarle a toda la historia el Amor que no pudo vivir ni reconocer, y sólo lo podemos lograr desde la liberación de dichos patrones, dejándonos transformarnos libremente, soltando, como nos enseñó Jesús.

Amando al prójimo, reconociendo que no hay templo donde encontrar a Dios, sino que allí donde se levante una piedra, le encontraremos.

Por eso, es tiempo de levantar la Piedra más grande, San Pietro, y descubrir la verdad de Dios que se esconde debajo de ella.

El reconocimiento de nuestra verdad, “sólo la Verdad os hará Libres”.

Estamos ahora en un tiempo que se nos ofrece para sanar nuestras propias creaciones e integrar y trascender nuestras propias experiencias. La pregunta es si realmente tenemos el coraje de aceptar tanta libertad propia y de los demás, de reconocer a Dios en cada ser vivo, más allá de la religión o creencia. Preguntarnos si estamos realmente dispuestos a colaborar con el Plan de Dios, que es transformarnos constantemente en un camino de amor y alegría, en el cual el sacrificio no es más que la perseverancia y constancia de poner en práctica nuestras habilidades más amadas, al servicio del Todo.

Estamos entrando en un nuevo tiempo y espacio, y esto no es cuestión de preguntarnos si elegimos hacerlo o no, esto simplemente es cuestión de preguntarnos cuándo y cómo lo haremos.

La propuesta es hacerlo Siempre desde Hoy, y la manera es mediante la Libertad y aceptación de Todo lo que existe, incluso de la oscuridad, que no es más que un hijo del Divino, un adolescente que aún no se ha podido encontrar consigo mismo, y que mediante nuestra vida, le estamos ayudando a hacerlo. Reconociéndonos y transformamos, sólo estamos expresando el deseo del divino.

 

-Las claves de la libertad

Dos Árboles son los pilares de nuestra existencia, de cuyas ramificaciones nació el Todo. El Árbol de la Vida, es la evolución, el amor, la transformación, es el origen de dos seres, de nuestro padre y madre, que algunos llaman Adán y Eva, y hoy algunos reconocen como la Doble Hélice del ADN. La espiral, es un tronco firme que se ramifica, y desde su interior, se puede transformarlo todo.

El Árbol de la Sabiduría, era el segundo árbol, que daba razón y conciencia, propósito, a la vida, mas si dicha sabiduría se utilizaba para el control, para la mentira, la confusión, este árbol entregaría los peores pecados: avaricia, poder, odio, control…

Ambos árboles son sagrados, y ambos existen en nuestro interior.

Los podemos llamar alma y espíritu en un cuerpo, o también sangre y neuronas.

El potencial de la vida y el potencial de la conciencia, la unión de los árboles, están en nuestro interior, y unidas pueden generar la libertad mayor, que no es la opresión del externo, sino la represión de lo interno.

Con todos estamos compartiendo estas simples claves que iluminan nuestro ser:

*Somos lo que comemos, nuestros alimentos se hacen sangre, nuestra sangre es el ADN, el ADN conforma ambos árboles de la Existencia: si comemos luz, seremos luz desde nuestro interior, y la luz nace de los árboles, quienes la respiran: en los frutos y las semillas, está la luz que nos hará libres en el interior.

*Aceptando y reconociendo que todo es creación del Divino, reconoceremos que la luz y la oscuridad son hermanos, y no enemigos, los cuales se unirán si logramos perdonarnos, unirnos, y agradecernos por lo que nos enseñamos.

Ayudando a que todos nos reconectemos con nuestra verdad interna, la de cada uno, veremos la verdad fluir en las vidas del mundo, enseñando a la gente a aprender de sí mismos, sin dependencias.

Tal vez si es el corazón de la iglesia, desde el corazón, que los mensajes del cambio se realizan, el mundo podría volver a encontrar la luz, no fuera, sino dentro, construyendo al fin: catedrales en nuestros corazones.

Sin más que decir y manifestando nuestro mayor apoyo a la labor de esta apertura, te agradecemos por haber elegido cumplir este rol que va más allá de una religión, sino que es para todos.

Sinceramente y desde el más amplio Amor Incondicional,

Matías De Stefano

 

Youtube >>> https://www.youtube.com/watch?v=464jtTC8J5g